Ir al contenido principal

Dónde habita la presencia de Dios.

En la vida cotidiana fácilmente confundimos la ruta, pero podemos corregir.
Luego de muchas décadas de servicio a Dios y a su iglesia, escuche a un viejo siervo explicar algo que a muchos nos toma mucho entender, espero que no sea tu caso. Tiene que ver con el lugar dónde Dios está; cómo atraemos su presencia y cómo lograr que Dios se quede entre nosotros.
Sus palabras mostraban humildad, seguridad, y convicción. Seguramente era el fruto de haber buscado y descubierto día tras día el rostro del Dios al que él servía.
El anciano serenamente dijo:
-Jesús va a donde se le invita y es bien recibido,
y se queda donde es adorado.
Muchas veces después de meses y años de asistir a una congregación aprendemos sobre las costumbres de los cristianos, sabemos muchos cantos inspiradores, memorizamos pasajes bíblicos, reconocemos algunas historias y sus actores, adquirimos una cultura religiosa muy valiosa, hasta me atrevo a decir que cualquiera que nos observe por un rato sabrá que somos parte de una comunidad de feEl punto a destacar, lamentablemente, es que algunos de nosotros todavía somos un perfecto desconocido ante la presencia de Dios. Eso suena muy duro. Le invito a meditar un poco en David, el nuevo Rey en Israel.
Modelo 3D del cofre del arca de la alianza.
El arca del pacto -cofre del pacto- es el símbolo de la presencia de Dios en la tierra. Los israelitas (y sus vecinos) algunas veces olvidaron como tratar correctamente con la presencia de Dios y le asignaron nuevos usos, y no precisamente los correctos:
1. La llevaron a un campo de batalla, y perdieron la batalla y el arca.
2. Entre ídolos. Fue colocada entre ídolos dentro de un templo extraño.
3. En casa sin conocimiento. Por largo tiempo permaneció olvidada en casa de una familia que no tenía idea de su valor real.
Dirección. Sabemos bien a dónde hay que llegar, hay una ruta. Pero desconocemos cómo hacerlo. Conocemos en parte la información necesaria y asumimos que ya es suficiente para lograr alcanzar el objetivo. David es nuevo rey de Israel, sus enemigos -los filisteos- han regresado el arca en una zona fronteriza donde quedó por 20 años, y David ha consultado a sus amigos y asesores. Organizaron un traslado hasta Jerusalén, se tiene planeada toda una gran celebración con música, danza y una enorme multitud:

"David volvió a reunir a sus mejores hombres, que eran como treinta mil. Salió con ellos de Baalá de Judá para llevarse a Jerusalén el cofre del pacto. Ante ese cofre se ora al Dios todopoderoso que reina entre los querubines. El cofre del pacto estaba en la casa de un hombre llamado Abinadab. Esa casa estaba en la punta de una colina. Cuando sacaron de allí el cofre, lo pusieron sobre una carreta nueva que iban guiando Uzá y Ahió, hijos de Abinadab. Ahió iba delante del cofre. David y todos los israelitas iban danzando y cantando muy alegres delante de Dios, al son de la música de arpas, panderos, platillos, castañuelas y otros instrumentos de madera y cuerdas. Cuando llegaron a un lugar donde se limpiaba el trigo, se tropezaron los bueyes que jalaban la carreta. Uzá sostuvo con su mano el cofre para que no se cayera, pero Dios se enojó mucho contra Uzá por haber tocado el cofre, y allí mismo le quitó la vida. David se enojó mucho porque Dios le había quitado la vida a Uzá, partiéndolo en dos, y por eso llamó a ese lugar Peres-uzá. Pero luego sintió miedo y dijo: «Ya no me atrevo a cuidar el cofre de Dios» "
Samuel 6: 1-8

Re direccionar: David por un momento se despistó, perdió la ruta. Su mente se desenfocó y olvidó ir a consultar a Dios antes que a cualquiera otro. Calculó el peso, el tamaño, luego construyeron un vehículo y le colocaron animales de carga. Y dio inicio a un viaje que terminó mal. Ahora David hace una pausa, meditó en lo que había hecho y en lo que dejó de hacer y descubrió algunas cosas.

Y David no se atrevió a llevar el cofre de Dios a Jerusalén, así que lo dejó en casa de Obed-edom, que vivía en Gat. El cofre de Dios se quedó allí tres meses, y durante ese tiempo Dios bendijo a Obed-edom y a todos sus familiares.
2 Samuel 6:10,11.

En esta casa de levitas Dios fue bien recibido desde el primer instante, fue adorado, recibió el trato correcto que Él se merece y como consecuencia de esta adoración la gloria de Dios se manifestó y así favoreció a esta familia a y todas sus propiedades. Imagine por un minuto -otro escenario- que la máxima autoridad de su país está en su casa y a usted se le pasa por alto y le trata como un mueble inútil ¿cómo se sentirá este invitado, sabrá con certeza que aquí es bienvenido, deseará retribuir las atenciones recibidas? Creo que no será así, más creo que agradecerá que le saquen de ese lugar cuanto antes mejor.
Obed-edom (guardia de portales) en solo 3 meses prosperó todo a su alrededor, eso fue notorio entre sus vecinos. Lo que ellos quizá no vieron fue que Dios fue tratado como tal cada uno de esos días. Tal y como su nombre propio lo indica abrió la presencia de Dios y su gloria a través de su casa, todo lo que hizo fue hacer lo que sabían hacer bien; adorar
.
Alguien fue a decirle a David: "Como Obed-edom tiene en su casa el cofre del pacto, Dios lo ha bendecido mucho, lo mismo que a sus familiares, y le ha dado más de lo que tenía." verso 12

Esto debe ser analizado con mucho cuidado. Si una familia con un líder sabio, juntos provocan un portal para la entrada de la presencia de Dios (del cielo a la tierra) con su adoración diaria al interior de su casa. ¿Qué consecuencias se van a hacer evidentes al poco tiempo? Creo que por fin lo estamos entendiendo. Si al ministrar a Dios en la mañana con un tiempo de meditación de su palabra, y con adoración -con música- con nuestras palabras de alabanza en lugar de las cotidianas quejas y malestar, Dios hablará, Dios entregará sus dones y regalos, Dios prosperará nuestros frutos, Dios abrirá los vientres, Dios sanará nuestra tierra, Dios hará que todo sea prosperado.
Pero el punto es decidir hacerlo. En casa de Abinadab, a lo largo de 20 años a nadie parecía importarle, nadie se tomaba en serio nada, todos eran simples, no había una sola palabra de alabanza o de adoración. Así pasa hoy cuando en casa nadie decide hacer algo para adorar a Dios como el Señor y Rey. Nadie toma la Biblia para leerla a lo largo de toda una semana.
En esta nueva oportunidad el joven Rey David sí sabe bien cómo se trata con la presencia de Dios, esta vez fue humilde y corrigió el rumbo.
Entonces David fue a la casa de Obed-edom para llevarse el cofre a Jerusalén. Hizo una gran fiesta; cada vez que los que llevaban el cofre daban seis pasos, David ofrecía a Dios un toro y un ternero.
2 Samuel 6:12-13

Comentarios

Entradas populares de este blog

Puedes perder muchas túnicas, más nunca tu propósito y destino.

"Ésta es la historia de Jacob, que vivió en la tierra de Canaán, donde antes su padre había vivido como extranjero. Cuando José tenía diecisiete años, ayudaba a sus hermanos, los hijos de Bilhá y de Zilpá, a cuidar las ovejas. Pero José le contaba a su padre lo mal que se portaban sus hermanos. Jacob amaba a José más que a sus otros hijos, pues había nacido cuando ya era muy anciano. Por eso le hizo una capa de muchos colores (ketonet pasim). Pero sus hermanos lo odiaban, y ni siquiera le hablaban, pues veían que su padre lo quería más que a ellos. Un día José tuvo un sueño. Cuando se lo contó a sus hermanos, ellos lo odiaron aún más,..."  "...Cuando ellos lo vieron acercarse, antes de que él llegara a donde ellos estaban, se pusieron de acuerdo para matarlo. Unos a otros se decían: «¡Vaya, vaya! ¡Aquí viene ese gran soñador! Vamos a matarlo y a echarlo en uno de estos pozos, y diremos que algún animal feroz se lo comió. ¡Ya vamos a ver si se cumplen sus sueños!» Al oír …

La buena semilla en buena tierra.

Como la mayoría sabe un agricultor o un campesino es alguien que trabaja la tierra, que selecciona las semillas, encuentra la semilla que esté sana para obtener a cambio plantas sanas que produzcan frutos sanos. La otra parte de este escenario la representa la calidad de la tierra. Después de escuchar estas palabras de Jesús cualquier persona se identifica a sí misma -y casi inmediatamente- con la buena tierra, y normalmente asume que no será tierra estéril o víctima de la rutina diaria y de sus afanes. En esta oportunidad le invito a mirar con otros ojos esta parábola y descubrir a través del fruto si nuestra vida es la mejor tierra en la que Dios puede sembrar sus maravillosas promesas. Busquemos en nuestra Biblia y leamos San Lucas capitulo 8, iniciando a leer desde el verso 4 en adelante.
Lucas 8: 4 Mucha gente había venido de distintos pueblos para ver a Jesús. Él les puso este ejemplo: 5 "Un agricultor salió a sembrar trigo. Mientras sembraba, unas semillas cayeron en el cam…

Sanidad "Sozo"

Hay un especial interés de parte de Dios en devolver a sus hijos la salud plena. Se trata de cómo puedo vivir con salud física en mi cuerpo, salud en mi alma; mente y emociones, e incluida la salud en mi espíritu. Se puede entender que la buena voluntad de nuestro Padre es que seamos  salvos, sanos y libres. Si en realidad crees que hay algo más para ti, continua leyendo.
Sṓzō -σῴζω- es una palabra griega que es frecuentemente usada por Jesús en su ministerio público, ésta a su vez deriva de una raíz  indoeuropea"estar sano, y con buena salud".Se puede entender como ser pleno, ser completo, ser íntegro. Ha sido citada 110 veces en los evangelios y otras cartas donde su significado también es salvación, sanidad, y liberación (rescatados). Incluye también protección, defensa, beneficio, u auxilio. Vivir la experiencia del poder de Dios rompe las cadenas de la esclavitud al pecado y abarca más allá que el perdón en sí, aunque para la mayoría se ha limitado solo a la salvación de…