Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 9, 2018

El hombre que sí logró despertar.

"Tiempo después, Jesús regresó a la ciudad de Jerusalén para asistir a una fiesta de los judíos. En Jerusalén, cerca de la entrada llamada «Portón de las Ovejas», había una piscina con cinco entradas, que en hebreo se llamaba Betzatá. Allí, acostados en el suelo, había muchos enfermos: ciegos, cojos y paralíticos. Entre ellos había un hombre que desde hacía treinta y ocho años estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio allí acostado, y se enteró de cuánto tiempo había estado enfermo, le preguntó:—¿Quieres que Dios te sane? El enfermo contestó:—Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando el agua se mueve. Cada vez que trato de meterme, alguien lo hace primero." Juan 5:1-6
Existe un tipo de boa que alcanza fácilmente los cuatro metros de largo o más, vive cerca de veinte años, se alimenta de animales pequeños como murciélagos y no tan pequeños como lagartos. Se esconde sigilosamente y sorprende a sus víctimas en la oscuridad dejándolas sin salida. Su presa sufre un lento p…