Ir al contenido principal

¿Estoy yo en una relación tóxica?

Las relaciones  ¿Cómo saber en que me he metido?
Todas nuestras relaciones pueden fácilmente contaminarse y volverse tóxicas. Cuando en una relación -de cualquier tipo- tenemos más turbulencias que tiempos de calma y paz deberían inmediatamente encenderse las alarmas. Cuando en lugar de desarrollarnos en alguien mejor, esta relación nos deprime y enferma, nos hace sentir menos dignos, incómodos, y poco realizados. Cuando hemos disfrutado de una profunda relación con Dios, y ahora estamos más fríos que un iceberg.
Iceberg de la zona Antártica.
"Y la mujer tuvo un hijo y lo llamó Sansón. El niño creció, y Dios lo bendijo." Jueces 13:24

Sansón (sûimsûoÆn), es un hombre sumamente bendecido desde mucho antes de nacer, sus padres fueron avisados por un ángel sobre cómo criar y alimentar a su hijo. Su nombre proviene del hebreo tiberiano "El que sirve al señor" o "Pequeño sol". Hijo de un danita llamado Manoa, nació en Zora, localidad del territorio meridional de Dan. Tenía todo a su favor para ser exitoso, y por poco lo logra. Sansón era un prospecto perfecto para cualquier chica.
Él vivía bajo el constante ataque de un enemigo, los filisteos, y sabía bien que eran capaces de todo. Pero en su inmadurez y exceso de confianza en sí mismo se puso a jugar y a provocar pequeñas molestias a sus enemigos, pero nada contundente.
Dalila, una chica filistea oriunda del valle de Soreq, siempre fiel a sí misma y a sus intereses personales, gracias a ésto fue sobornada por las autoridades de su propio país para atraer y entregar al juez judío Sansón para matarle, éste llevaba ya 20 años de judicatura. El nombre Dalila viene del nombre hebreo "D'lilah" (deseo), deriva en "dalál", que significa "Aquella que vacila" o "Aquella que languidece" o "Aquella que esta postrada". Ella claramente le pidió revelar el secreto de su enorme fortaleza a él y como podía ser vencido. Sansón no se fue lejos, sino que se quedó a su lado creyendo -absolutamente- que él estaba en control.
Ella le volvía a preguntar una y otra vez sobre el origen de su fuerza.
Jugó con fuego y creyó que no se iba a quemar. Sansón se fastidió de tanto que Dalila insistió, hasta que finalmente él bajó la guardia. Ella sabía que tarde o temprano, era cosa de tiempo, lo iba a poner en ese punto.
"Dalila comprendió que esta vez Sansón le había dicho la verdad, y mandó este mensaje a los jefes filisteos: «Vengan acá otra vez, porque ahora sí me ha dicho la verdad». Entonces los jefes filisteos volvieron con el dinero en la mano." Jueces 16:18
Se trataba de una relación tóxica basada en el interés particular de cada uno, y nada entre ellos dos era un objetivo en común.
"Sansón se quedó dormido con la cabeza en las piernas de Dalila y ella llamó a un filisteo para cortar el cabello de Sansón. El hombre cortó las siete trenzas y Sansón perdió toda su fuerza" Jueces 16:19
Codependencia. Se basa en necesidades, en carencias, en la falta de algo. 
Independencia. No se necesitan, solo comparten algunos momentos. 
Interdependientes. Tienen clara su identidad, sus fortalezas y debilidades y se complementan. 
Existe un des balance de poder. Cuando entregamos más poder a otra persona sobre nosotros. Altamente controlador(a), uno ejerce dominio al otro. 
Mentiras. La confianza se rompió, se perdió la confianza, afuera aparentas ser feliz, cambias la verdad para acomodarla y evitar conflictos a diario. No actúas como eres en realidad. 
Asuntos sin resolver. Algo de tu pasado estuvo mal y crean un patrón. Un círculo vicioso que termina mal. El ciclo vuelve al punto de quiebre. Nunca buscamos la raíz del problema y cada día es copia del anterior. 
Relación agotadora. Se consume nuestra energía, no te recarga, no te motiva, no te dan alabanza, ni te agradecen nada, sabes que terminará en pelea. 
No puedo ser quien yo soy. No me permiten ser quien soy. Tengo que vender mis valores y personalidad. Debemos desfigurarnos para vivir sin pleitos. Te niegas a ti mismo. Niegas el diseño original de Dios.

"¡No se dejen engañar! Bien dice el dicho, que «Las malas amistades echan a perder las buenas costumbres.» Piensen bien lo que hacen, y no sigan desobedeciendo a Dios. Algunos de ustedes deberían sentir vergüenza de no conocerlo." I Corintios 15:33-34

Los malos compañeros corrompen el buen carácter. 

Seis cosas que debes evitar para no crear relaciones tóxicas: 

1.No esperes cambio alguno. 
2.Establece barreras. Ponle "altos". 
3.No normalices el comportamiento que está mal, no lo aceptes y digas que está bien. 
4.Cada persona es responsable único de sus propias acciones, no tienes control sobre la otra persona. 
5.Mantener la distancia. Huir oportumente; si no soy parte del problema ni de la solución. 
6.Recapacita y escoge mejor.

Qué así se haga en mi vida. Que al ver las señales y los síntomas sea capaz de dar la lectura correcta y marcar la distancia, tomar acción, y valorar correctamente la realidad de mi relación.

Comentarios

  1. sumamente practico y poderoso, como podremos nosotros valorar nuestras relaciones, incluso con el Señor, cuando no dejamos que la rendición ocurra

    ResponderEliminar
  2. Jonathan, se agradece el comentario. La vida en el espíritu es práctica, es vivencial, es para hoy.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La buena semilla en buena tierra.

Como la mayoría sabe un agricultor o un campesino es alguien que trabaja la tierra, que selecciona las semillas, encuentra la semilla que esté sana para obtener a cambio plantas sanas que produzcan frutos sanos. La otra parte de este escenario la representa la calidad de la tierra. Después de escuchar estas palabras de Jesús cualquier persona se identifica a sí misma -y casi inmediatamente- con la buena tierra, y normalmente asume que no será tierra estéril o víctima de la rutina diaria y de sus afanes. En esta oportunidad le invito a mirar con otros ojos esta parábola y descubrir a través del fruto si nuestra vida es la mejor tierra en la que Dios puede sembrar sus maravillosas promesas. Busquemos en nuestra Biblia y leamos San Lucas capitulo 8, iniciando a leer desde el verso 4 en adelante.
Lucas 8: 4 Mucha gente había venido de distintos pueblos para ver a Jesús. Él les puso este ejemplo: 5 "Un agricultor salió a sembrar trigo. Mientras sembraba, unas semillas cayeron en el cam…

Sanidad "Sozo"

Hay un especial interés de parte de Dios en devolver a sus hijos la salud plena. Se trata de cómo puedo vivir con salud física en mi cuerpo, salud en mi alma; mente y emociones, e incluida la salud en mi espíritu. Se puede entender que la buena voluntad de nuestro Padre es que seamos  salvos, sanos y libres. Si en realidad crees que hay algo más para ti, continua leyendo.
Sṓzō -σῴζω- es una palabra griega que es frecuentemente usada por Jesús en su ministerio público, ésta a su vez deriva de una raíz  indoeuropea"estar sano, y con buena salud".Se puede entender como ser pleno, ser completo, ser íntegro. Ha sido citada 110 veces en los evangelios y otras cartas donde su significado también es salvación, sanidad, y liberación (rescatados). Incluye también protección, defensa, beneficio, u auxilio. Vivir la experiencia del poder de Dios rompe las cadenas de la esclavitud al pecado y abarca más allá que el perdón en sí, aunque para la mayoría se ha limitado solo a la salvación de…

Construir nuevos caminos en mi mente.

Según el neurópsicologo Rick Hanson, Ph.D., nuestras mentes naturalmente se centran en lo negativo y descartan lo positivo. Esto es muy importante para evitar las amenazas. En un solo día vienen a la mente unos 60 mil pensamientos y la mayoría son negativos, repetitivos y del pasado; ayer, antes de ayer, la semana anterior. Hablamos de cerca de 40 pensamientos cada 60 segundos. ¿Cuántos de estos pensamientos son verdad? Hoy repetimos el 90% de los pensamientos que tuvimos ayer, y el 90% de éstos tampoco son positivos. 
Ante este escenario negativo deberíamos contar con fuertes columnas que guíen a nuestra mente al escenario de la verdad, debemos esforzarnos en conducir nuestros pensamientos en la dirección correcta para que lo negativo no crezca de manera silvestre y descontrolada. Las personas mayores suelen utilizar un dicho popular:
Una mente ociosa, sirve de taller para la maldad” 
Quizás -sería bueno recordar- que debemos retomar la búsqueda de “la perla de gran precio” y del tesor…