martes, 24 de octubre de 2017

La deuda ¿necesaria o innecesaria?

"Todo lo que ustedes siembren producirá abundantes cosechas, pues Dios abrirá los cielos, donde guarda la lluvia, y regará los sembrados de ustedes. En todo lo que ustedes hagan, siempre les irá bien. Nunca tendrán que pedir prestado nada; al contrario, ustedes tendrán de sobra para prestarles a otros países.(Deuteronomio 28:12)

"El pobre trabaja para el rico; el que pide prestado se hace esclavo del prestamista.(Proverbios 22:7)

"Así que páguenle a cada uno lo que deban pagarle, ya sea que se trate de impuestos, contribuciones, respeto o estimación.(Romanos 13:7)
Este tema es abordado muy frecuentemente en la Biblia, la palabra de Dios. La deuda se enseñorea del deudor. Se roba la paz y la tranquilidad de los deudores. en nuestra generación estamos cada vez más endeudados a través de tarjetas de crédito, y otras líneas de crédito de consumo, una razón es la falta de trabajo, y la poca iniciativa para emprender algo propio pero no es el único factor de la deuda personal, familiar, y de la sociedad. Podremos distinguir entre alguna señales de alarma ¿Crece su saldo de contado cada mes, paga una deuda pero deja de pagar otras, quiero diezmar pero no me ajusta, no he pagado mis impuestos, busca medidas desesperadas para hacerse rico en un golpe de suerte? 
La Biblia es clara cuando nos advierte que la deuda nos producirá dolor y problemas serios. El carácter es una de las razones más determinantes para volver vencer la deuda. Salir de la deuda toma mucho trabajo, toma tiempo y fortalece el carácter de quien tiene carácter débil. Este es un problema casi universal gracias al "crédito fácil" desde la década del 1940 hasta hoy. La deuda no es un pecado, pero no es tampoco recomendable o necesaria. Las principales consecuencias del endeudamiento según el ámbito de acción del consumidor en el ámbito familiar la deuda genera crisis, conflictos, resentimientos y puede provocar hasta ruptura del vínculo matrimonial.
El crédito de consumo a través de tarjetas está "castigado con casi 50% de interés anual". El hipotecario tiene sólo un 10% de interés. Juzgue que riesgo es más sano y cual no lo es tanto. El reto para las familias de nuestra región está en que el 70% del crédito es de consumo (mala deuda), y solo el 33% es de vivienda. Cada día se hace más caro comer, vestir, vivir y hasta morir. Se hace urgente conocer a fondo sobre la deuda. La deuda buena es generalmente considerada deuda asegurada y está respaldada por un activo de valor o un colateral, la deuda buena viene de prestamos que utilizas para comprar bienes que seguramente ganaran valor en el futuro.
1. Decide ya mismo, hay que comprometerse a salir de la deuda. Toda deuda debe tener garantías y fecha de salir. No es algo que es incierto, debo estar absolutamente seguro que voy a poder pagarla. 
2. Decidir romper con ese estilo de vida aspiracional, y asumir un estilo de vida que es el real. No tomar riesgos innecesarios por gozar de un status social idealizado. Evitar vivir presos por el "deseo de comprar cosas nuevas" y buscar satisfacción en ésto, es una adicción cada vez más común, pero igual de dañina que las drogas.
3. Comenzar a dar el primer lugar a Dios. Dios es nuestra prioridad familiar. El primer pago del ingreso recibido es para Dios. Es un acto de gratitud, reconocimiento de su autoridad y señorío, es un acto de confianza en sus promesas; un acto de fe, un pacto, Dios nos bendecirá. Como vamos a pagar al banco antes que a Dios. Dios es prioridad.
"Cada año deberán entregarle a Dios la décima parte de todo lo que ustedes cosechen y produzcan. ¡No fallen ni una sola vez! Entregarán la décima parte del grano que cosechen, y la décima parte del vino y el aceite que preparen. También le darán a Dios todas las primeras crías que hayan tenido sus vacas y ovejas.(Deuteromio 14:22-23)
La regla 10-10-10-70: Dios, yo, ahorro, necesidades. Las familias deben ahorrar al menos el 20% del ingreso. Las hormigas nos recuerdan que trabaja para el futuro, para el tiempo de vacas flacas, Proverbios 6. ¿Porque será que su cerebro si practica el ahorro?
"Querido jovencito, si algún amigo te pide que respondas por él y te comprometas a pagar sus deudas, no aceptes ese compromiso, pues caerás en la trampa. No dejes que tu amigo te atrape; ¡mejor ponte a salvo! Te recomiendo que vayas a verlo y le ruegues que no te comprometa. Que no te agarren de tonto; mejor ponte a salvo, como huyen del cazador, las aves y los venados.(Proverbios 6)
4. Presupuesto. Ver su ingreso y sus gastos prioritarios. Se firme y dale ordenes al dinero, dinero irás aquí en lugar de preguntarte ¿Dinero para dónde fuiste?

5. Nos da temor sumar la deuda total. Hacer la cuenta y elaborar un plan de pagos, que debemos respetar absolutamente. Busque ayuda, hay ayuda disponible para pagar salir de la deuda. La deuda es un cáncer financiero, eso cambia la vida del paciente, se urge de tratamiento profesional.
6. Venda lo innecesario, organice venta de garaje. Venda para cubrir sus deudas, limpie sus finanzas. La deuda inicia como un "ídolo" adorado y elaborado por nuestras propias manos. Venda en el mercado de usados, o en la Internet y pague su deuda.
7. No tome más deudas. Una o ninguna tarjeta de crédito será suficiente. Pague en efectivo, o través de su tarjeta de débito. Negocie con su banco un plan de pago realista. Haga un presupuesto detallado para poder pagar sus deudas cada mes. Recuerde pagar a tiempo y tratar de pagar más del mínimo. Recuerde pagar puntualmente y trate de hacer más del pago mínimo en sus tarjetas de crédito. Posiblemente necesite incrementar sus ingresos para hacer esto; use las el pago de esos honorarios por horas extras o de un segundo trabajo únicamente para pagar sus deudas.
"La gente honrada se aparta del mal, y así protege su vida. El orgulloso y arrogante al fin de cuentas fracasa.(Proverbios 16:17-18.)
8. No abandone su plan de pagos. Sea firme, cumpla fielmente su compromiso. 
Seremos mejores con un carácter firme, el reto está en enfrentar la debilidad de carácter que nos ha arrastrado a la deuda.
Que así se haga en mi vida, saldré de la deuda y te adoraré en libertad.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

La red de un pescador de hombres.

Los pescadores de estos grandes lagos son personas que comparten un oficio muy común entre los habitantes de su comunidad, no se necesitaba mucho para conocer este negocio era como un oficio generacional, ellos no solían tener acceso a ningún otro tipo de educación o instrucción formal pues todo su día giraba alrededor de la pesca, de barcos, redes, canastas. Por estar expuestos al sol a lo largo de extensas  jornadas de día y de noche su piel y su cabello mostraban elocuentemente a que se dedicaban, así como también su forma de hablar. En los siguientes minutos podremos descubrir gracias a algunas porciones bíblicas que nos hablan sobre varios episodios en la vida de Pedro -Simón- y de los demás once discípulos. Jesús anuncia un nuevo tiempo, un período lleno de nuevos retos y dificultades para los discípulos. En medio de un día normal lleno de muchos deberes y trabajo alguien rompió el orden de aquel lugar con su presencia. Cuando un pescador responsable arregla o repara sus redes significa que ha estado experimentando roturas y fracturas en los tejidos de sus redes, ha estado perdiendo peces, trabajando en vano, perdiendo utilidades y acumulando cansancio.
Los hombres somos como ovejas, necesitamos pastor.
"Jesús pasaba por la orilla del Lago de Galilea cuando vio a Simón Pedro y Andrés, dos hermanos que eran pescadores. Mientras ellos pescaban con sus redes, Jesús les dijo:
-Síganme. En lugar de pescar peces, les voy a enseñar a ganar seguidores para mí.
En ese mismo instante, Pedro y Andrés dejaron sus redes y siguieron a Jesús. Jesús siguió caminando por la orilla del lago y vio a Santiago y a Juan, otros dos hermanos que también eran pescadores. Los dos estaban en una barca arreglando las redes, junto con su padre Zebedeo. Jesús llamó a los dos. Ellos salieron de inmediato de la barca, dejaron a su padre y siguieron a Jesús." Mateo 4:18-22

"Después, Jesús le dijo a Pedro: —Pedro, escucha bien. Satanás ha pedido permiso a Dios para ponerles pruebas difíciles a todos ustedes, y Dios se lo ha dado. Pero yo he pedido a Dios que te ayude, para que te mantengas firme. Por un tiempo vas a dejarme solo, pero después cambiarás. Cuando eso pase, ayudarás a tus compañeros para que siempre se mantengan fieles a mí. Enseguida Pedro le dijo: —Señor, si tengo que ir a la cárcel contigo, iré; y si tengo que morir contigo, moriré. Y Jesús le dijo: —Pedro, hoy mismo, antes de que el gallo cante, vas a decir tres veces que no me conoces. Luego, Jesús les preguntó a sus discípulos: —¿Recuerdan cuando los envié a anunciar las buenas noticias y les dije que no llevaran dinero, ni mochila ni sandalias? Díganme, ¿les hizo falta algo. Ellos le respondieron:—No Señor, nada nos faltó. Entonces Jesús les dijo:—Pues bien, yo ahora les digo: el que tenga dinero, que lo traiga; y si tiene mochila, que la lleve con él. Si alguno no tiene espada, que venda su manto y se compre una. »La Biblia dice acerca de mí: “Y fue considerado un criminal”. Les aseguro que pronto me pasará eso. Los discípulos dijeron: -Señor, aquí tenemos dos espadas. Y él les contestó: —¡Ustedes no me entienden! Pero ya no hablemos más de esto." Lucas 22:31-38

El escritor de este libro no volvió a llamarles "pescadores" ahora les llama discípulos. Hubo una conversión, una transformación, algo dejó de estar como estaba antes. Sus estructuras mentales han sido modificadas a fondo y su proceso todavía no ha terminado. Ya casi va a amanecer y Jesús camina a la orilla del lago. Hay barcos de pescadores trabajando, toda esa noche han trabajado y parecen estar ya muy cansados.
" Poco tiempo después, Jesús se apareció a los discípulos a la orilla del lago de Tiberias. Esto fue lo que sucedió: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás el Gemelo, Natanael, que era del pueblo de Caná de Galilea, Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, y otros dos discípulos de Jesús. Pedro les dijo: —Voy a pescar. —Nosotros vamos contigo —dijeron ellos. Todos subieron a una barca y se fueron a pescar. Pero esa noche no pudieron pescar nada. En la madrugada, Jesús estaba de pie a la orilla del lago, pero los discípulos no sabían que era él. Jesús les preguntó: —Amigos, ¿pescaron algo?No —respondieron ellos. Jesús les dijo: Echen la red por el lado derecho de la barca, y pescarán algo. Los discípulos obedecieron, y después no podían sacar la red del agua, pues eran muchos los pescados. Entonces el discípulo favorito de Jesús le dijo a Pedro: «¡Es el Señor Jesús!» Cuando Simón Pedro oyó que se trataba del Señor, se puso la ropa que se había quitado para trabajar, y se tiró al agua. Los otros discípulos llegaron a la orilla en la barca, arrastrando la red llena de pescados, pues estaban como a cien metros de la playa. Cuando llegaron a tierra firme, vieron una fogata, con un pescado encima, y pan. Jesús les dijo: «Traigan algunos de los pescados que acaban de sacar.» Simón Pedro subió a la barca y arrastró la red hasta la playa. Estaba repleta, pues tenía ciento cincuenta y tres pescados grandes. A pesar de tantos pescados, la red no se rompió. Jesús les dijo: «Vengan a desayunar». Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era; ¡bien sabían que era el Señor Jesús!
Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio a ellos, y también les dio el pescado. Ésa era la tercera vez que Jesús se aparecía a sus discípulos después de haber resucitado. Cuando terminaron de desayunar, Jesús le preguntó a Pedro: —Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? Él le respondió: —Sí, Señor. Tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: —Entonces cuida de mis seguidores, pues son como corderos." Juan 21:1-15
Jesús promete que esta vez la red no se va a romper como antes de conocerles y que su labor será fructífera. Durante toda la noche anterior después de trabajar duro no se logró nada de frutos. Solo cansancio y nada de peces. Probablemente los discípulos desearon nunca volver a intentar a su oficio de siempre. Esa noche sufrieron un duro trauma. Volvieron a sus negocios pero sin resultados. Pedro sufría por la muerte de Jesús, Pedro abandonó todo por Jesús y sus promesas de un nuevo reino. Ahora después de apostar todo por Jesús no queda nada. La frustración de Pedro es profunda, y está arrastrando a toda la Iglesia con él. Se trata de un hombre mayor, en la edad media de su vida, dejó su negocio familiar, abandonó su familia, y se fue a una aventura espiritual detrás de un maestro y profeta.
Pedro ahora formarás discípulos para mi nombre en lugar de sólo peces para el mercado. Deja eso y sígueme que yo te voy a formar, te puliré y te formaré. Yo tengo un plan mejor para tu vida, algo diferente a lo que has hecho hasta hoy, serás pescador de hombres.
Ser pescador de hombres es una tarea que se hace en cada lugar donde nosotros andamos o estamos. Pedro no era la persona más fácil de formar, impulsivo, agresivo y de pocas pulgas. 
Resulta un lio, un conflicto interno, Dios al llamarnos no está consultando, él está ordenando. Y esa orden choca contra todo, es contraria a nuestra preparación y experiencia, resulta como un terremoto de 8 puntos, por ese plan Dios nos ha guardado hasta hoy y nos cuida tanto.
Simón el diablo solicitó permiso para destruirte y hacer violencia contra ti, fue el aviso de Jesús. No es un juego, no es otra actividad lúdica, es un asunto de vida o muerte para cada uno, es un punto de quiebre mayor a nuestra fuerzas y a nuestra tolerancia. 
Se trata de apostar todo nuevamente, una vez más toca renunciar a la nueva oferta del mundo para hacernos regresar a lo de antes. Esa incitación, esa invitación es un demonio que debemos vencer. El diablo y este mundo nos lanzará una oferta irresistible para volver atrás. Pero Jesús ruega por nuestra voluntad, por nuestra debilidad, para que no seamos derribados. La desmotivación lucha a diario con nuestra fe en Dios, nos dice que no vale la pena, para que lo haces? Pero podemos seguir firmes y creer otra vez.
Y ese día vas a padecer todo para lograr el plan perfecto que tengo para ti y tu voluntad no va a titubear, sabrás que ese es tu llamado. Pero deberás salir otra vez de nuestra vieja barca de pescador. Abandonar esa muleta, esa barca, que me sirve de consuelo cada vez que sientes dudas y temor. Esa barca era demasiado apreciada y sobre estimada por Pedro, hasta le pidió a Jesús que parara la tormenta que le amenazó con romperla toda. Pedro soportó en silencio el castigo que le daban a Jesús. Fue tan traumático que le negó y se regresó a lo que conocemos, lo que sabemos hacer, a lo que me permite progresar, a lo seguro. Pero lo peor fue que la barca no dio frutos, no pescaron y ni para su comida alcanzó, fue tanto su esfuerzo que quedó desnudo y no sintió que Jesús estaba allí con peces suficientes para saciarnos. Hoy será la última vez que yo vuelva a esa vieja barca a buscar prosperidad y seguridad. Ahora haré lo que Dios tiene para mi.

jueves, 18 de mayo de 2017

Cerrar el pasado, pasar la página.

Los libros suelen estar organizados en hojas de papel impresas con tinta, páginas, capítulos, volúmenes, en fin. Cuando avanzamos en la lectura de un libro vamos leyendo línea por línea, párrafo a párrafo, y al completar la página que ya hemos leído llega el momento de pasar página. 
Las personas somos susceptibles de fallar, a veces somos conscientes de nuestras fallas y de nuestros errores, eso es muy bueno. Otras veces nunca nos detenemos a analizar cual ha sido nuestro error.  Al ignorar el error estamos en alto riesgo de volver a cometer ese mismo error una o varias veces más adelante.
Los errores del pasado deben comprenderse y resolverse para enfrentar nuevas etapas en el futuro. Cuando lo logremos -entonces- estaremos listos para una nueva etapa de nuestra vida. Lo más probable es que después de tomar una decisión en base a nuestro propio criterio y resultar todo mal responsabilizamos a otra persona. Esta actitud nos hará repetir un patrón lleno de errores y resultados indeseables.
"Fue así como Dios creó al ser humano tal y como es Dios. Lo creó a su semejanza. Creó al hombre y a la mujer," Génesis 1:27
Dios les dio a Adán y a Eva una única regla. Me van a respetar este árbol. Solamente una regla.
"Con el viento de la tarde, el hombre y su esposa oyeron que Dios iba y venía por el jardín, así que corrieron a esconderse de él entre los árboles." Génesis 3:8
Aquí es cuando nos surge la idea de escondernos de Dios, separarnos de él, irnos lejos y no saber nada de él para no hacer conocida nuestra falla o error.
"Pero Dios llamó al hombre y le preguntó: —¿Dónde estás? "Esto nos pasa cuando algo salió mal sentimos vergüenza de nuestra nueva condición.
"—¿Y cómo sabes que estás desnudo? —le preguntó Dios—. ¿Acaso comiste del fruto del árbol que te prohibí comer?" Génesis 3:11
Dios se ocupó primero del origen; de la idea que originó esa mala decisión y le pidió al hombre volver a revisar todo lo que había hecho para que éste a su vez descubriera su propio error. El hombre respondió:
"—La mujer que tú me diste por compañera me dio del fruto del árbol. Por eso me lo comí." Génesis 3:12

El hombre no fue muy rápido para encontrar la falla y cargó la culpa a otros; a su esposa y a Dios, no fue capaz de asumir su falta. Ésto es un pequeño desenfoque que resulta ser muy frecuente, y no puedes evitar dejar de asumir la responsabilidad de tu error pasado si quieres un mejor futuro. 

-¿Y qué culpa tengo yo? Fueron las condiciones, fue la crisis, fue la otra persona, fueron otros los que fallaron, yo soy sólo víctima de todo ésto.
Dejar de asumir mi responsabilidad me expone a volver a repetir el mismo error en el futuro. Yo mismo estoy boicoteando mi propio futuro al no enfrentar mi falta pasada. A veces el enamoramiento nos oculta las señales. Mis errores pasados los sigo cargando hacía mi propio futuro y volverán a provocar otra falla. Cada nuevo comienzo repetirá un ciclo pues yo no he cambiado ni corregido mis errores. Debemos revisar los errores en sus propios procesos. Ese pequeño porcentaje de responsabilidad mía que he ignorado, yo mismo no puedo resolverlo pues lo desconozco y por tanto no lo puedo enfrentar ni confrontar y por eso no lo puedo cambiar. No confíes en tu propia opinión, mi criterio propio me metió en problemas muchas veces.

"Dios bendice a los que tienen un corazón puro, pues ellos verán a Dios." Mateo 5:8 
Debo descubrir lo que está mal en mí, es el inicio del cambio. Pero la buena noticia es que Dios sí lo puede ver y él lo puede cambiar. Hazme ver mis patrones y los errores en mi proceso de toma de decisiones incorrectas.

Si fuera el caso, que yo no logro por mi mismo encontrar el error en mi pasado puedo siempre encontrar ayuda de lo alto en la presencia de Dios. Puedes acudir a quien escudriña lo más escondido y profundo de nuestro corazón y pasar la página. Empezar el siguiente capítulo nos demanda haber cerrado por completo el anterior. Hablemos con Dios, Dios déjame ver mis errores, muestra mis fallas ayúdame a superar mis errores pasados y caminar confiado al futuro.

martes, 10 de enero de 2017

Eliminar la amargura

¿Qué sucede en nuestro interior cuando ponemos en pausa la acción de perdonar, cuando no perdonamos y damos lugar al rencor? ¿Alguna vez ha colocado en su boca algo con sabor amargo y que afecta el sabor de todo lo que trata de comer después?
Traten de vivir en paz con todos, y de obedecer a Dios; porque si no lo hacen, jamás lo verán cara a cara. No dejen que nadie se aleje del amor de Dios. Tampoco permitan que nadie cause problemas en el grupo, porque eso les haría daño; ¡sería como una planta amarga, que los envenenaría!   Hebreos 12: 14-15

Esfuércense por vivir en paz, no se alejen del amor de Dios. No dejen crecer plantas venenosas en medio de ustedes. 
De una u otra manera todos y cada uno hemos sido víctimas de golpes y de heridas sufridas desde el exterior. Algunas heridas son visibles fácilmente, pero existen otras que están muy profundas, y no son evidentes a simple vista. 
En las próximas lineas vamos a hablar de esa herida que nadie nota pero que produce mucho dolor después de un largo tiempo. La herida oculta a la que Palabra de Dios también le llama "amargura". 
La amargura, puede convertir a una persona normal en alguien muy crítico, en un juez duro, te hace buscar preferir estar fuera y lejos del grupo, y te vuelves introvertido, caminas sediento de pelea. La buena noticia es que Dios es sanador de toda amargura. Él puede quitar esa amargura que se roba el gozo y la alegría de tu vida y es capaz de sanar tu entorno.
La raíz de la amargura surge con una pequeña semilla, que crece despacio, lentamente y que terminará por afectar a varias áreas de nuestra vida. La Biblia nos habla sobre la herida poco visible u oculta y sobre el origen la raíz de amargura. 
La amargura se las ingenia para crecer muy lenta y profundamente. Es una de las razones por las que siempre buscamos errores en los demás. Desarrollamos desconfianza, malestar y rabia hacia nuestro alrededor y hasta interiormente. Nos quita la alegría de vivir, se roba el gozo de nuestras vidas.

El proceso de la amargura. "Si se enojan, no permitan que eso los haga pecar. El enojo no debe durarles todo el día, ni deben darle al diablo oportunidad de tentarlos.Efesios 4: 26-27.
Tenemos permitido enojarnos, pero no pecar a causa del enojo. El punto de partida es una pequeña molestia. Jesús sacó a los empleados de los sacerdotes que cambiaban y vendían ofrendas certificadas a los adoradores. Él estaba enojado con ese sistema de sacar ventaja de los adoradores y enriquecerse, por eso les sacó del templo, mas no pecó. 
El enojo se puede volver una costumbre buscada día tras día una manera o modo de vivir, hay muchas personas hoy que siempre están en modo enojado. Cuando yo dejo al enojo durar por mucho tiempo y lo mantengo activo y lo alimento voluntariamente y es aquí cuando deja de ser enojo y pasa a ser amargura dentro de nuestro corazón y toma el gobierno sobre mi vida, y una vez que se ha instalado en el trono de gobierno se extiende sobre toda nuestra vida. 
Al fomentar el enojo éste producirá amargura en nuestra vida. Se trata de una atadura, de una posición estratégica del enemigo dentro de su corazón que usted concedió por una ligereza.

"Dejen de estar tristes y enojados. No griten ni insulten a los demás. Dejen de hacer el mal." Efesios 4:31

El escritor de la carta a la iglesia de Efeso nos hace una solicitud; no exponernos a la amargura. Al permitir que el enojo se prolongue a otro día estamos desarrollando ira y rabia. La amargura producirá una explosión que le hará mucho daño a usted y a las personas a su alrededor. 

La maldad y la amargura buscan producir daño en otros. La amargura se comporta como un cáncer en metástasis que crece e invade otros sistemas, como un incendio dentro de un vecindario que crece y pasa de casa en casa.

La amargura también pasa de una generación a otra generación, de familia en familia. La amargura puede hasta afectar y dañar a una comunidad de fe completa. 
Al contrario, el amor debe hacernos decir siempre la verdad, para que en todo lo que hagamos nos parezcamos cada vez más a Cristo, que es quien gobierna la iglesia.
Al hablar de la gracia de Dios, hablamos de la medicina contra la amargura. La realidad es que nadie merece recibir un buen trato, ni perdón, pero aunque no se lo merezca, nosotros le daremos el mejor trato posible.

¿Existe hoy alguna pequeña herida oculta bajo mi piel? Si usted ha experimentado tristeza y depresión últimamente y siente dudas. Hay alarmas activas diciendo que hay una o más raíces de amargura aquí adentro. Usted deberá sacarla de allí adentro lo antes posible. Hay que perdonar y sacar esa amargura contenida. Permita a Dios limpiar su corazón de cualquier tipo de amargura. 
Perdonando por completo, es la mejor manera de limpiamos desde nuestro interior y con ese perdón también rompemos la atadura con nuestro pasado. Perdonar muy posiblemente nos va a producir dolor inicialmente pero es lo mejor. Perdonar es la mejor medicina. 
La gracia de Dios no era algo que justamente merecíamos pero a pesar de nuestra maldad y nuestro estilo de vida la recibimos sin condición. 
Se nos invita urgentemente a "perdonar" a quien nos ha dañado. Se trata de algo activo que debe seguir a mi arrepentimiento y a  mi propio perdón. 

Platiquemos con Dios y meditemos un instante. Dios tú que puedes ver todo en mi interior, permite que yo también pueda ver mis propias heridas ocultas y ser consciente de esos eventos que son parte de mi pasado y que arrastro hasta mi presente. Sana mi interior a través de la acción de perdonarme a mi mismo, a través de perdonar a otros, y hazme capaz de buscar ser perdonado por el dolor que también he producido. En el nombre de tu hijo Jesús hazlo en mi vida.

martes, 20 de diciembre de 2016

Tiempo de guerra, tiempo de Navidad.

¿Cuál es el mejor regalo de la Navidad?
"Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros, y contemplamos su gloria, como la gloria del unigénito del Padre lleno de gracia y de verdad."  Juan 1:14 
La "Palabra de Dios", creó todo lo que hay, un día tomó la forma de una persona y se mudó a la tierra para habitar en medio nuestro. Los hombres entonces pudimos ver su gran poder en plenitud, y se nos manifestó como el hijo único de Dios Padre. Su nacimiento o entrada legal a la tierra nos manifiesta algunos aspectos sumamente importantes que las fiestas de fin de año ocultan con su tradicional ruido y su ajetreo, como la historia de sus familiares, sobre todo de algunas mujeres que muchos quizá hubieran sacado de la lista o simplemente no les hubieran incluido.
Al estudio de la ascendencia y descendencia de una persona, se le llama genealogía; es el conjunto de los antepasados de una persona, se incluyen normalmente a los parientes que son más admirados o celebres, o que por lo menos no producen ninguna vergüenza. Dentro de la cultura judía se cuidan muy ordenadamente los datos de su genealogía, y de esa lista suelen surgir los nombres que usará cada familia en el presente y el futuro.
"Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham. Abraham engendró a Isaac; Isaac engendró a Jacob; Jacob engendró a Judá y a sus hermanos; Judá engendró de Tamar a Fares y a Zéraj; Fares engendró a Hesrón; Hesrón engendró a Aram; Aram engendró a Aminadab; Aminadab engendró a Najsón; Najsón engendró a Salmón; Salmón engendró de Rajab a Boaz; Boaz engendró de Rut a Obed; Obed engendró a Isaí; Isaí engendró al rey David. David engendró a Salomón, de la que fue mujer de Urías; Salomón engendró a Roboam; Roboam engendró a Abías; Abías engendró a Asa; Asa engendró a Josafat; Josafat engendró a Joram; Joram engendró a Uzías; Uzías engendró a Jotam; Jotam engendró a Acaz; Acaz engendró a Ezequías; Ezequías engendró a Manasés; Manasés engendró a Amón; Amón engendró a Josías; Josías engendró a Jeconíasa y a sus hermanos en el tiempo de la deportación a Babilonia. Después de la deportación a Babilonia, Jeconíasa engendró a Salatiel; Salatiel engendró a Zorobabel; Zorobabel engendró a Abiud; Abiud engendró a Eliaquim; Eliaquim engendró a Azor; Azor engendró a Sadoc; Sadoc engendró a Aquim; Aquim engendró a Eliud; Eliud engendró a Eleazar; Eleazar engendró a Matán; Matán engendró a Jacob. Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo. De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce generaciones, y desde David hasta la deportación a Babilonia son catorce generaciones, y desde la deportación a Babilonia hasta el Cristo son catorce generaciones."
En el pasaje de arriba, leímos en el libro de las buenas noticias de Mateo 1: 1-17 como éste describe la genealogía de Jesús; el ungido de Dios, "el mesías". Su escritor -Mateo- redactó una línea de tiempo en tres grupos de 14 generaciones desde el patriarca Abraham, e incluyó 42 varones y 5 mujeres. Ellas 5 fueron; Tamar (palmera). Génesis 38 nos cuenta que Judá tuvo 3 hijos, el mayor de sus hijos; Er murió sin dejar descendencia y Tamar -su viuda- pasó a ser esposa de su segundo hijo; Onán, y ella nuevamente volvió a enviudar. Judá envía a Tamar a casa de sus padres, mientras su tercer hijo -Sela- crece. Luego Judá enviudó de Bat-súa. Sin reconocer a su nuera Tamar, Judá se acuesta con ella y ésta quedó embarazada de su propio suegro, y les nacieron gemelos.
Rahab (amplia), la prostituta cananea del muro de Jericó. Escondió a los espías enviados por Josué, les protegió y ayudó a huir asumiendo un alto riesgo con esta acción.
Rut la nuera de Rahab. Ella provenía de Moab era un pueblo conocido por la práctica frecuente del incesto con sus propias hijas. 
El rey David y Betzabé, engendraron a un hijo que se llamó Salomón. Su primer esposo -de Betzabé- un fiel soldado de David llamado Urías no tocó a su esposa, y murió en un feroz combate. Su segundo hijo nació sano, Salomón. 
José y María. María le confiesa a José su embarazo y éste por amor y revelación de un ángel guarda silencio. Todas ellas guardan un hecho que produce cierta vergüenza y que es mejor no hacer público.
Pero no sólo ellas, todos ocultamos cosas que nos producen vergüenza. Nuestro pasado nos levanta una pared, nos hace oposición. La buena noticia hoy para ti es que el plan de Dios para tu futuro es más grande que tus errores del pasado. Adán y Eva, se escondieron de Dios por sentir miedo y vergüenza. Existe una tendencia en nuestra humanidad que produce sentimientos de culpa y vergüenza. Isaías nos dice que Dios nos invita a regresar rápido a él para corregir el error cuanto antes. Lo más común es que en lugar de ir a Dios a buscar perdón nos alejemos y tapemos nuestra falta y maldad. 
Mateo no ocultó ni la maldad, ni el error, al contrario los exhibió y hoy están ante nuestros ojos. Mateo, destapó el error para romper los ciclos. Todos y cada uno, en una medida mayor o menor, provenimos de familias disfuncionales. En nuestras familias existen ciclos de prácticas violentas, abusos, mala gestión de nuestras finanzas, depresión, manipulación, adicciones, mal manejo de las relaciones, etc.
"Pero a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio derecho de ser hechos hijos de Dios...Juan 1:12
El evangelio de Juan nos deja ver que con toda esa maldad y errores del pasado, todavía y a pesar de éstos podemos recibir los honores y el trato de un hijo de Dios. En Dios siempre tenemos una nueva oportunidad, nos da nueva etiqueta, un nuevo valor. Jesús vino a este mundo para dejar disponible para usted y para mi un nuevo tiempo, uno aceptable, uno que nos acerca a Dios sin importar el desorden de nuestro pasado, hoy tenemos la oportunidad abierta.
Con mucha frecuencia se suele llamar a la celebración de la Navidad con nombres substitutos. La palabra Navidad se ha vuelto complicada -censurada-en muchos círculos sociales y hasta en comunidades de fe, existen muchos que se oponen al uso de ésta o de Natividad. Lo hacen para asumir un menor riesgo de exclusión y en nombre de la tolerancia.
"Y he aquí unos magos vinieron del oriente a Jerusalén preguntando: —¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el oriente y hemos venido para adorarle. Cuando el rey Herodes oyó esto, se turbó, y toda Jerusalén con él. Mateo 2:1-3
Sobre los magos que aquí menciona Mateo. La Biblia no destaca ni sus nombres, ni la cantidad de éstos, ni su raza, ni su país de procedencia. "Magi", significa que eran astrónomos, estudiosos o científicos, también interpretaban las estrellas, se trata de unos hombres sabios del oriente.
Eran personas no judías han hecho un largo viaje desde tierras distantes. Observaban un astro luminoso en el cielo que servía de señal para ellos. Dios de manera especial ha definido un camino y rumbo para cada uno de los hombres. Existe un propósito perfecto y Dios desea revelarlo -desvelarlo- a cada uno a través de su relación y de una manera que cada uno es capaz de comprender. Para ésto Dios utiliza las señales. Estos magis encontraron evidencia, tangible y creíble de una señal; la estrella. Dios les definió un derek, un camino, un rumbo, una brecha. Y adicionalmente nos revela la manera, la forma de avanzar para alcanzar mi destino. El viaje que los magis apenas está por iniciar y terminará hasta llegar a Jesús para adorar y ofrendar; tomará mucho tiempo, muchos recursos, pero el destino final valdrá cada esfuerzo y pena enfrentada en el camino.
Este trayecto desde oriente a occidente incluye poseer una buena disposición para emprender un viaje -la vida es un viaje- pero estos Magis todavía no daban el primer paso, sólo habían determinado un plan. Hay que movernos y avanzar al siguiente paso para lograr la jornada, ésta involucra aceptar grandes cambios de nuestro propio plan o status y algo de sacrificio. Exigirá abandonar mis deseos, mis metas personales, mis planes actuales, abandonar y dejar atrás un estilo de vida. Se  trata de dar pasos en donde no hay un camino, pasos en el aire, pasos sin puente, pasos sin tener algo firme por donde pisar y sostenerse, caminar donde nadie más ha caminado, son pasos de fe pues solo confiamos en una revelación personal.
Seguir los sueños que Dios siembra dentro de nosotros es cosa de locos. Así que inmediatamente también surgirán la oposición, el rechazo, y el ataque. Habrá que cerrar los oídos, pues en la larga jornada de casi dos años van a surgir obstáculos; la estrella puede ocultarse de nuestros ojos en algunos tramos de la ruta. Nos sentiremos necesitados de ayuda, y podremos acudir a buscarla hasta el palacio en Jerusalén, con Herodes Agripa. Herodes, en su pánico y falta de dominio propio se protegió a sí mismo y mandó a asesinar a todos los niños menores de dos años de una región de Israel para eliminar a este Rey. Y en su misericordia Dios no olvidó que los magis necesitaban encontrar la estrella que los llevaría a su destino, le permitió aparecer nuevamente y ellos encontraron su señal, en este punto surgió una nueva oportunidad de avanzar.
La estrella es una señal, no es el objetivo.
Estos magis están claros que la estrella que han seguido por casi dos años no era el fin, solo un medio para alcanzar a Dios. Su misión es adorar a este Rey, colocaron su frente al suelo -proskuneo- frente al Rey, éstos magis le adoraron y abrieron sus "tesoros", se despojaron de sus recursos más valiosos y los depositaron ante el Rey. Estos hombres después de ofrendar, después de adorar, después de encontrarse con Jesús regresaron por un camino diferente, sus vidas después de este encuentro con Dios tomaron un nuevo rumbo. Dios desea encontrarse con cada uno y cambiar el rumbo de nuestra existencia.
Sin embargo, para muchas personas la "navidad" posee un sentido de época de sueños mágicos, es como tiempo de eventos e ilusión con muchos regalos y santa claus, duendes, renos, cantos inspiradores con coros, muñecos de nieve, árboles llenos de luces, adornos y regalos, incluidas muchas leyendas de la temporada. Pero desconocemos la batalla que entre estos reinos se ha iniciado para tomar el control y el dominio, y establecer la cultura del reino vencedor.
La tierra, el reino del hombre.
De los tres reinos que existen alrededor de nuestra tierra; contamos con el reino de los cielos, el reino de la tierra y el reino de las tinieblas.
El reino de la tierra es humano, la tierra es el reino para el hombre por causa del pecado humano la autoridad y dominio del reino de la tierra lo cedimos -sin saberlo- al reino de las tinieblas, la tierra fue forzada a adoptar la cultura del reino de las tinieblas incluida la entrada de la muerte, de la enfermedad, del odio, el dolor, la maldad, y todos los elementos de su cultura.
Dios diseñó un plan para rescatar al reino de los hombres y devolverlo a éstos. Es una estrategia de guerra para re conquistar la tierra y volver a cederla al hombre.
"Pero el ángel les dijo: —No teman, porque he aquí les doy buenas noticias de gran gozo que serán para todo el pueblo: que hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es Cristo el SeñorY esto les servirá de señal: Hallarán al niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.Lucas 2:10
Durante la noche en que María, la joven adolescente esposa de José, dio a luz a su hijo primogénito. Un ángel mensajero apareció a los pastores que hacían guardia en las montañas alrededor de Belén sin darles aviso. El ángel estaba volando y les habló del inicio de un nuevo tiempo de gozo para todos. Un niño nació -hay una señal tangible que lo comprueba- y salvará al reino del hombre y establecerá sobre toda la tierra el reino de los cielos.
La señal, los pastores conocen el significado de esta señal.
De repente, apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales que alababan a Dios y decían: —¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz y buena voluntad para los hombres! Lucas 2:13-14
La Navidad se trata de una invasión. Esta multitud incontable de ángeles guerreros se sumó al ángel mensajero y declararon que a partir de ese momento en la tierra se establecía la cultura dominante de un nuevo reino, se trata de una declaración victoriosa de conquista. Aquí y ahora, y por siglos por venir en la tierra se adora al nuevo Rey, Señor y Dios que es la máxima autoridad allá en el reino de los cielos y ahora también aquí. Así que se establece su paz, y la perfecta voluntad de Dios se cumple entre los hombres de toda la tierra que se someten a su autoridad.
¿Pero cómo da inicio una guerra? Inicia con un anuncio oficial, una declaración de estado de guerra: Causas belli, agresión, invasión, actos hostiles, incumplimiento de tratados.
La alabanza y la adoración son herramientas o armas de guerra, el ángel mensajero abrió su boca y atacó al reino de las tinieblas al declarar que Dios estaba en su trono de autoridad. Levantó un altar de adoración en la tierra. Estableció la paz de Dios que sobre pasa cualquier razonamiento humano, para los hombres de la tierra habrá un trato de buena voluntad, disponible para aquellos en los que Dios se complace. En ese momento se inició una guerra en lo alto.Jesús mismo declaró la guerra a las tinieblas al leer a Isaías:
"Fue a Nazaret, donde se había criado y, conforme a su costumbre, el día sábado entró en la sinagoga y se levantó para leer. Se le entregó el rollo del profeta Isaías; y cuando abrió el rollo encontró el lugar donde estaba escrito:  El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobresme ha enviado para proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegospara poner en libertad a los oprimidos y para proclamar el año agradable del SeñorDespués de enrollar el libro y devolverlo al ayudante, se sentó. Y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Entonces comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura en los oídos de ustedes." Lucas 4:16-21
Un hombre preso es aquel que tiene un acta de sentencia luego de ser condenado en un juicio por los errores de su pasado, en otro orden están los cautivos, éstos han sido secuestrados, raptados o atrapados por su enemigo; alguien que creyó una declaración de amenaza del reino de las tinieblas y vive dentro de prisiones. Los hombres y mujeres cautivos urgen de conocer la declaración de la verdad establecida por el Reino de los cielos.
Porque un niño nos es nacido, un hijo nos es dado, y el dominio estará sobre su hombro. Se llamará su nombre: Admirable Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su dominio y la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afirmarlo y fortalecerlo con derecho y con justicia, desde ahora y para siempre. El celo del SEÑOR de los Ejércitos hará esto. Isaías 9:6-7
Lo extenso del reino de los cielos no podrá medirse en extensión, ni en el tiempo. Éste es mayor que el reino del hombre, y mayor que el reino de las tinieblas.
Hablemos con Dios: Señor Dios, queremos ser parte de está nueva oportunidad que das a cada ser humano, nos sometemos a la autoridad del reino de los cielos que reconquistó la tierra. Establece tu nuevo lenguaje, tus costumbres, tus reglas, tu paz, tu amor, tu amistad, tu justicia, tu respeto y temor, tu celo y santidad. Qué así se haga en mi vida, para la honra de Jesús. Amén.

lunes, 25 de abril de 2016

Cuando la respuesta del cielo es un silencio.

Una experiencia que cada cristiano vive tarde o temprano, es la de buscar a Dios en oración y recibir una respuesta que no es la esperada de parte de Dios. A veces la respuesta no llega en el momento que nosotros hemos estimado oportuno, o bien esta respuesta no se hace escuchar.
Pablo nos cuenta como fue golpeado por causa de Jesucristo en sus viajes misioneros, él preparó pastores jóvenes y misioneros, fundó iglesias, recibo visiones maravillosas y con todo eso a veces sus oraciones no recibieron la respuesta que él esperaba.
"Por eso, para que no me llene de orgullo, padezco de algo muy grave. Es como si Satanás me clavara una espina en el cuerpo para hacerme sufrir. Tres veces le he pedido a Dios que me quite este sufrimiento, pero Dios me ha contestado: «Mi amor es todo lo que necesitas. Mi poder se muestra en la debilidad.» Por eso, prefiero sentirme orgulloso de mi debilidad, para que el poder de Cristo se muestre en mí. Me alegro de ser débil, de ser insultado y perseguido, y de tener necesidades y dificultades por ser fiel a Cristo. Pues lo que me hace fuerte es reconocer que soy débil." II Corintios 12:7-10
Pablo ha orado al menos tres veces y Dios respondió: "Bástate mi gracia. Mi amor es todo lo que necesitas". A veces la respuesta de Dios no está alineada a nuestra voluntad o solicitud. Cuando la respuesta de Dios es un "no", hacemos manifiesta nuestra inconformidad, como un niño molesto y que fuera de control es dominado por la ira.
En algunas oportunidades pedimos mal, pedimos fuera del contexto de la voluntad de Dios, hacemos solicitudes alineadas con nuestro placer, y a nuestros deseos egoístas, y hasta temerarias y peligrosas.
Dios en otras oportunidades anteriores respondió más abundantemente que nuestra propia petición. Nos dio mucho más de lo esperado, nos ha dado más y nos ha sorprendido con su ilimitado poder.
Pablo comparte su experiencia y nos cuenta que a él "le fue dado" un aguijón en la carne. Las pruebas de nuestra fe son un regalo de Dios. Durante el tiempo que las padecemos resultan ser molestas e incómodas, otras veces esas mismas pruebas son vistas a veces como un castigo, otros los ven como un reto a vencer, o como una nueva lucha que enfrentar.
Las pruebas de nuestra fe no son para hacer la voluntad de los creyentes allá en el cielo, al contrario son para hacer la voluntad de Dios en nosotros y en el cielo. Santiago 1 dice que la prueba de la fe produce paciencia. En la carta a la Iglesia de Roma, Pablo nos dice que Dios usa para nuestro bien todo, incluso aquello que no parece o no luce para nada bien. 
Cuando el cielo queda en silencio podemos hacer memoria de las otras respuestas recibidas y de la revelación y de cada promesa recibida antes. Salmos cuenta sobre oraciones sin respuesta y que finalmente Dios transformó en algo mejor. En su Palabra hay fortaleza. 
Hay que continuar, hay que mantener nuestra solicitud y volver a orar por esta necesidad, debemos ROGAR con todo el corazón. Hasta que llegamos a este punto sin retorno donde oramos con ruego, con lamento, con humildad para aceptar su voluntad sea cual sea ésta. 
Buscar hasta escuchar su voz y su respuesta. Nuestra voz no debe callarse mientras podamos clamar, hasta que nos gastemos y escuchemos su voz en medio de tanto ruido. II Reyes 19, Elías escuchó la voz de Dios hablar claramente en un viento suave. Un principio bíblico dice que los pasajes confusos se interpretan a la luz de aquellos que sí son claros. Como Jairo que solo escuchó su voz y creyó, y su hija volvió a vivir. 
El poder de Dios se perfecciona en nuestra debilidad. Podemos confiar en su poder y en su voluntad que es mejor que nuestra propia sabiduría y nuestra opinión. Podemos escuchar su voz decir "Confía en mi y en mi poder". Muchos fracasos se nos permiten para mantenernos humildes, para que descubramos otra vez que todos dependemos de su gran poder.

Si fuera el caso, pudiera ser que tus oraciones no cambien inmediatamente la situación en la que estás, pero lo que sí es seguro es que van a cambiarte a ti. Dios que mi mente no se abrume con los éxitos, que mi boca no publique mis propios logros, que mis pies puedan sentir que todavía pisan la tierra y que la prueba haga un carácter más paciente en mi.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Liderazgo y paternidad

La paternidad es el modelo básico y la mayor fortaleza del liderazgo de una comunidad o congregación de fe, a lo largo de la Biblia encontramos a Dios nuestro Señor, mostrándose como un padre amoroso y perdonador, un Padre que mantiene una relación cercana e invariable con sus hijos, una relación que no se deteriora ni cambia en medio de distintas circunstancias, siempre es padre cuidador, proveedor, consolador, perdonador, sanador, restaurador, planificador, consejero oportuno, entre muchas virtudes que podemos descubrir a través de su trato y de su Palabra. Un padre no ama a su hijo por ser guapo, listo, diestro, talentoso artista, líder, increíble orador, carismático o ninguna de las anteriores, le ama sólo por el hecho de ser su hijo y poseer dentro de si la promesa de las siguientes generaciones hacia el futuro. Y es, en ese futuro, donde nuestro hijo llegará a cumplir voluntariamente un plan.
Paternidad espiritual responsable:
Transmite la visión con ejemplo y acompañamiento.
Un liderazgo débil suele mostrar diferencias y contrastes entre los discípulos y los hijos propios, en cambio el Padre del cielo ve a Jesús como el hermano mayor de toda una nueva generación de sus hijos. Un liderazgo frágil no ve al grupo de los discípulos en el futuro -solo lo ve en el hoy- en las estadísticas del hoy, en las finanzas del hoy, en los proyectos del hoy, no visualiza un plan para el futuro de cada discípulo alineado con el Reino de Dios. Veamos lo que narra I Crónicas 28 sobre la paternidad:
"Luego el rey David se volvió a su hijo Salomón y le dijo:
«Salomón, hijo mío, Dios conoce todos tus pensamientos, y sabe cuáles son tus intenciones en todo momento. Por eso, obedécelo con amor y de buena gana. Él siempre responderá tus peticiones; pero si no lo obedeces, él te rechazará para siempre. 10 »No olvides que Dios te eligió para construir su templo. Por eso, ¡sé fuerte y ponte a trabajar!» 11-19 Entonces David le entregó a su hijo Salomón los planos que había hecho para la construcción del templo. Los planos seguían las instrucciones de Dios para construir todos los edificios, salones, cuartos y patios del templo. En los cuartos de alrededor se guardarían los utensilios, tesoros y ofrendas especiales, y también dormirían los sacerdotes y los ayudantes que vendrían por turnos a trabajar en el templo. David también le entregó a Salomón el oro y la plata necesarios para hacer todos los utensilios y muebles que se usarían para los cultos en el templo; le indicó el peso que debían tener, y el material que debían usar para fabricarlos. Ésta es la lista de algunos de los muebles y utensilios: los candelabros y sus lámparas; las mesas donde se pondría el pan consagrado; los tenedores, los tazones, las jarras y las copas; el altar del incienso y el carro que serviría para mover los querubines que, con sus alas extendidas, cubrirían el cofre del pacto de Dios. 20-21 Además, David le indicó a Salomón quiénes quedarían bajo sus órdenes y lo ayudarían a construir el templo: los sacerdotes y sus ayudantes, que por turnos prestarían sus servicios en el templo de Dios; los obreros expertos en trabajos manuales; los jefes y todo el pueblo en general. Luego, David le dijo a Salomón: «¡Sé fuerte y valiente! ¡Cumple con tu trabajo y construye el templo de Dios! ¡No tengas miedo ni te desanimes, porque Dios siempre estará contigo! Él no te dará la espalda ni te abandonará». 29 Luego, el rey David le dijo a toda la gente que se había reunido: «Dios eligió a mi hijo Salomón para que le construya el templo; sin embargo, él todavía está muy joven y no tiene experiencia para hacer un trabajo tan importante. ¡Él construirá el templo para nuestro Dios, y no se trata de la construcción de un palacio ordinario!"
La Biblia nos muestra en Juan 5:19-23 que un hijo no puede hacer nada que no haya visto hacer al padre. Nuestra corteza cerebral está formada de "células espejo"  que entre muchas cosas nos permiten aprender a través de la observación, de lo que sí vemos hacer -no de lo que escuchamos- y el registro de secuencias de procesos. No deberíamos esforzarnos solamente en desarrollar un buen discurso dominical para que escuchen los discípulos cada mañana del sábado o domingo, sino en un acompañamiento modelador de su carácter y su visión dentro del Reino de Dios.

"19 Jesús les dijo: «Les aseguro que yo, el Hijo de Dios, no puedo hacer nada por mi propia cuenta. Sólo hago lo que veo que hace Dios, mi Padre. 20 Él me ama y me muestra todo lo que hace. Y me mostrará cosas aun más grandes, que a ustedes los dejarán asombrados. 21 Porque así como mi Padre hace que los muertos vuelvan a vivir, así también yo le doy vida a quien quiero. 22 Y mi Padre no juzga a nadie. Es a mí, que soy su Hijo, a quien le ha dado ese poder, 23 para que todos me honren como lo honran a él. Cuando alguien no me honra, tampoco honra a mi Padre, que me envió."
El modelo paterno en la mayoría de los hogares de la tierra tiene grandes problemas existe una constante de prácticas equivocadas; una gran parte de los hogares hoy son liderados por el esfuerzo de una mujer sola. Las madres que desarrollan la figura de padre-madre, o de juez y verdugo, o bien por los padres ausentes, aquellos que están pero no son visibles ya que no participan activamente en la formación de hombres y mujeres de bien, se mantienen distantes e indiferentes no están mostrando el modelo de paternidad de Dios, y vemos hijas e hijos inseguros(as) y liderazgos pobres producto de un modelo débil.
Dios no le permitió a David edificar un templo para él. Dios no le acompañó en el anhelo de construir un majestuoso templo. David encomendó su sueño a su hijo Salomón. David se convirtió en el padre asesor y consejero de su hijo Salomón, le recomendó no dejar de buscar a Dios para que Dios no le desechara de su puesto de Rey de Israel. David elaboró y le dio un plan a Salomón y su hijo, unoque su hijo iba a ejecutar y desarrollar, similar el Padre le da un plan a Jesús: -Ve a la tierra y salva a los hombres. 
"3Los hijos que tenemos son un regalo de Dios. Los hijos que nos nacen son nuestra recompensa. Los hijos que nos nacen cuando aún somos jóvenes, hacen que nos sintamos seguros, como guerreros bien armados5  Quien tiene muchos hijos, bien puede decir que Dios lo ha bendecido. No tendrá de qué avergonzarse cuando se defienda en público delante de sus enemigos."
Salmo 127:3-5 dice que los hijos son como flechas rectas y bien hechas, lanzadas cuidadosamente a un objetivo. Los padres diseñan un plan para sus hijos, este plan les da propósito. El verso 11-13 -I Crónicas 28- dice como Salomón recibió una visión del futuro, recibió un plano detallado hecho con mucho esmero y cuidado, David su padre lo empoderó y le transmitió una nueva misión. Creó un ejército conquistador, inspiró a hombres deprimidos y formó un equipo leal que lo acompañaría hasta su último día sobre la tierra.
La visión del futuro se transmite no sólo hablando, o hablando mucho, se construye estando al lado y acompañando, e inspirando. Los versos 14-18 -I Crónicas 28- hablan de la provisión. Salomón recibió de su padre David herramientas y materiales. Alimentación, educación, vestido, acompañamiento, clima espiritual y estabilidad. el verso 20 dice que David le animó. Le prometió que después de él, Dios le seguiría acompañando. David le dió un equipo de consejeros y fieles guerreros, David se aseguró y de le dijo que hay un gran equipo que le iba a acompañar. Le advirtió que debía de esforzarse mucho.
La oración de un padre por su hijo es muy importante cada día de su vida, veamos como nos dice el Salmo 72:

"Dios mío, haz que el rey sea justo como lo eres tú; que nuestro futuro rey actúe con tu misma rectitud. 2 Así el rey gobernará a la gente humilde con rectitud y justicia, 3 y en todo cerro y colina tu pueblo tendrá prosperidad y justicia. 4 El rey les hará justicia a los pobres y necesitados; ¡los salvará de sus opresores! ¡Aplastará a quienes los maltratan!"

David le pide a Dios que su hijo desarrolle un corazón perfecto para lograr estas metas, para que Salomón también le de honra. I crónicas 29:25 Salomón recibió honra de parte de Dios mientras tomó buenas decisiones:

"Dios hizo que Salomón fuera grande, poderoso y famoso ante su pueblo, como no lo fue ningún otro rey de Israel."

A pesar de todas estas bendiciones, Salomón no se mantuvo firme y leal siempre ante su Dios, no guardó su Palabra ni fue obediente siempre. Su debilidad, su lado flaco eran sus muchas esposas de todas partes de su reino. No hay que poner todo nuestro esfuerzo solo en el trabajo diario debemos dedicar mucho trabajo en formar y dar propósito a nuestros hijos para que no sean débiles en la ética y en el temor de Dios y su Palabra. Eli el sacerdote educó a un profeta, pero no fue un padre correcto con sus hijos, no los formó para el futuro. I Samuel cuenta su historia, esta historia nos servirá de alerta y para educar a nuestros hijos sabiamente y no consentir el pecado y evitar la corrección. En contraste vemos como Felipe un humilde diácono de la iglesia de Jerusalén que era un siervo fiel, llegó a ser padre de cuatro mujeres profetas.


¿Cómo se puede entender del amor de Dios sin la paternidad espiritual? En griego se explica que puedes conocer algo si eres educado sobre ésto, y la otra forma de adquirir este conocimiento es a través de la experiencia individual o colectiva vivida.

"A los seguidores -discípulos- que me diste les he mostrado quién eres. Ellos eran tuyos, y tú me los diste, y han obedecido todo lo que les ordenaste.Ahora saben que tú me diste todo lo que tengo, porque les he dado el mensaje que me diste, y ellos lo han aceptado. Saben que tú me enviaste, y lo han creído."

La Biblia utiliza una palabra griega para enseñar sobre el amor de Dios en forma de "experiencia personal". Juan 17: 6-8 Jesús ora por los suyos.

"Padre celestial, dentro de poco ya no estaré en el mundo, pues voy a donde tú estás. Pero mis seguidores van a permanecer en este mundo. Por eso te pido que los cuides, y que uses el poder que me diste para que se mantengan unidos, como tú y yo lo estamos. 12 Mientras yo estaba con ellos, los cuidé con el poder que me diste, y ninguno dejó de confiar en mí. El único que nunca creyó en mí fue Judas. Así se cumplió lo que dice la Biblia."

Veamos lo que nos muestra el verso 11 -Juan 17- tu nombre ha sido manifestado a ellos, ahora toca que les guardes por tu nombre. ¿Cual es el nombre que Jesús usó para revelar a Dios? Padre celestial, es el nombre revelado como el carácter de Dios para su Iglesia hoy. El apóstol Pablo le enseña a los cristianos de la iglesia de Roma que somos hijos de Dios.

"Todos los que viven en obediencia al Espíritu de Dios, son hijos de Dios. 15 Porque el Espíritu que Dios les ha dado no los esclaviza ni les hace tener miedo. Por el contrario, el Espíritu nos convierte en hijos de Dios y nos permite llamar a Dios: «¡Papá!» 16 El Espíritu de Dios se une a nuestro espíritu, y nos asegura que somos hijos de Dios. 17 Y como somos sus hijos, tenemos derecho a todo lo bueno que él ha preparado para nosotros. Todo eso lo compartiremos con Cristo. Y si de alguna manera sufrimos como él sufrió, seguramente también compartiremos con él la honra que recibirá." Romanos 8:14-17

Que así hagamos en la vida de nuestra familia, de nuestros discípulos; y que la visión sea transmitida más allá de nuestra presencia sobre la tierra.