Ir al contenido principal

La expectación que alimenta la búsqueda.

Buscar para conocer y entender aquello que nos rodea.

Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos a Jehová;
Lamentaciones 3:40

La búsqueda de algo o de alguien supone una expectativa previa. Una persona sale en busca de algo con algún nivel de incertidumbre sobre si lo va a encontrar o no. Buscar, guarda un nivel de esperanza por el tiempo que estemos necesitados. La búsqueda puede finalizar o darse por completada cuando efectivamente encontramos (algo o alguien) lo que salimos a buscar, y confirmamos nuestra completa o parcial satisfacción o contentamiento.

También es posible buscar infructuosamente sin encontrar aquello que era nuestra expectativa o motivación. Puede pasar que salgamos en nuestra búsqueda con una expectativa muy alta, y lo que encontramos no lo es tanto, no valía el esfuerzo o la pena. O bien, salimos con una baja expectativa y lo que encontramos es mejor o mayor a nuestra expectativa inicial. En la literatura y otros productos culturales; como en el caso de las películas, la narrativa descansa en la búsqueda del personaje, ésta nos permite construir toda una historia. El personaje sale a recorrer el mundo entero para buscar, expectante, algo o alguien que podrá resolver sus preguntas, dudas o problemas.

El eterno Dios del cielo un buen día salió para buscar a Adán y tener una conversación con él, para recibir y escuchar el reporte de los animales, acerca del registro de sus nombres, y demás detalles del trabajo en este paraíso. Algo que en el Jardín del Edén, era común y frecuente cada tarde. Seguramente, Eva también se sumaba a la conversación. Así, luego de algún tiempo en el Edén, ya se sabía y esperaba -expectativa- que Dios podía pasar a buscar a Adán y platicar un rato sobre las actividades del día.

Desde el primer libro de las instrucciones de Moisés(Moshé) o pentateuco(Toráh) hasta la revelación de Juan, descubrimos un patrón a favor de la humanidad. Dios, viene a buscar a los humanos, viene con expectativas, viene a desarrollar una relación, y viene con planes increíbles, con oportunidades nuevas, con herramientas, con regalos, en fin. Cuando la humanidad, su pueblo, su clan, o su siervo no mantienen su atención en Él, o le ignoran y le hacen a un lado parcial o totalmente suelen provocar algún tipo de juicio o la combinación de varios de éstos. Es aquí cuando aparecen las serpientes, las plagas, eventos que cambian las leyes o patrones de la creación, las migraciones forzadas, la destrucción de sus ciudades, la inundación por agua, la dispersión por el mundo, fuego desde el cielo, y otros múltiples eventos que para quien no está atento a su tiempo parecen ser solamente aleatorios y fortuitos.

Las tormentas que surgen a nuestro alrededor.

Los juicios son una especie de llamada de atención para los hombres. Son el resultado de las provocaciones de la maldad y la corrupción sin limites. Son parecidos al instante en que se escucha una alarma audible de bombardeo en una ciudad. Durante el siglo 20 en el periodo de las guerras, los vecinos de las grandes ciudades en Europa, escuchaban la sirena y reconocían que venía un duro castigo sobre esa ciudad y sus habitantes por las bombas, sus explosiones, los derrumbes, e incendios, la mayoría corría a buscar refugio oportuno bajo tierra. Es entonces que piensas que en ese momento difícil sería bueno que Dios esté conmigo. El término hebreo shepet se traduce al español usualmente como juicio. Es un derivado de shapat (juzgar, gobernar). Otros vocablos relacionados son shepot (juicio) y mishpat (justicia).

Mientras los discípulos de Juan se iban, Jesús comenzó a hablar acerca de él a las multitudes: «¿A qué clase de hombre fueron a ver al desierto? ¿Acaso era una caña débil sacudida con la más leve brisa? Mateo11:7

¿Qué fue que lo salieron a buscar los hombres del tiempo de Jesús? Ellos enviaron a un grupo de notarios del templo a interrogar a Juan. Ellos buscaban saber quién es Juan (Yohanán).  -¿Eres Elías, o el mesías o eres tú el profeta que debemos escuchar? Su propio opaco y sucio lente religioso nublaba su entendimiento acerca del mover de Dios en su tiempo.

Más adelante, Yeshúa visitó el templo de Jerusalén. Allí con la ayuda de un látigo sacó afuera a los cambistas de monedas, vendedores de animales, por ser parte de un sistema corrupto impuesto por los sacerdotes, y les advirtió a los líderes judíos que él haría el nuevo templo en solo tres días, nadie le entendió que hablaba de su cuerpo. El libro de los Hechos de los apóstoles nos cuenta como las lenguas o columnas de fuego se hacen visibles sobre cada uno -mujeres y hombres- de los 120 que adoraban en el segundo piso de esa casa. Éstas columnas de fuego decretaron un nuevo tipo de templo, mi cuerpo. Desde ese día -griego Pentecostés, hebreo Shavout- el cuerpo mismo de cada creyente en Yeshúa es la habitación del Espíritu de Dios -Ruah HaKodesh- ya las visitas de Dios a la humanidad no dependen de la existencia de una casa de reunión construida por hombres en la forma del tabernáculo, ni el templo, ni la sinagoga. Nace un nuevo tiempo, Pedro describe a cada creyente como piedras vivas que forman un edificio espiritual.

El valor del cuerpo. Por otra parte, en los EUA desde el año 1973 se volvió legal expulsar del útero materno a los bebés en gestación. Hoy son casi 60 los países con permiso legal para expulsar bebés del cuerpo de su madre biológica. Solamente en 1990 fueron abortados 1.6 millones de bebés en los Estados Unidos. Otros 2 millones de bebés mueren en el vientre materno cada año por deficiencia de servicios médicos o falta de acceso a éstos en todo el mundo. Hay 269 millones de consumidores de drogas ocasionales y adictos alrededor del planeta. No vivimos en medio de una sociedad justa; los bebés mueren a precio de placer. Hay maldad, muerte, drogas, hijos creciendo solos, o abandonados en casa. Desde 2019 la pandemia por la Covid-19 ha dejado muerte a su paso por todo el planeta, en pocos meses la cifra oficial está muy cerca de llegar a dos millones de víctimas mortales, y cerca de 88 millones de personas contagiadas por el virus. Para muchas personas alrededor del mundo, todo ésto significa que vivimos justo un periodo de juicio divino. En noviembre de 2020 con una diferencia de casi 15 días dos poderosas tormentas (Eta - Iota) afectaron el territorio de Honduras, algo nunca antes visto y que los medios informativos más importantes del mundo difundieron ampliamente. Se trata de una población que además, sufrió de altos niveles de violencia sobre su población joven (24-35 años) con alrededor de 20 muertes diarias durante varios años.

Búsqueda individual.

¿Cómo actuar en medio de un tiempo de juicio?

Él te ha declarado, oh hombre, lo que es bueno. Y qué es lo que demanda el Señor de ti, sino solo practicar la justicia, amar la misericordia, y andar humildemente con tu Dios. Miqueas 6:8

La humildad no se trata de creerte y valorarte como menos, se trata de no creerte más. La humildad equivale a tener la virtud de ser conscientes de las debilidades y limitaciones propias, es lo opuesto al orgullo vanidoso. Descubrir cuáles son los defectos que nos frenan nos ayudará a superarlos humildemente. Nuestro reto en la actualidad está en buscar con humildad -otra vez- el rostro del Dios eterno. En hacer una búsqueda con altas expectativas, dentro de un marco que muestre una actitud de completa humildad. Nuestro Padre bueno es alguien que acostumbra a galardonar y premiar a quienes le buscan con sinceridad. Solamente por el hecho de reconocer que se trata de Dios, él estará atento a ti. Pero, no debemos buscar al galardón de Dios como nuestra meta, nuestro "humilde corazón" deberá buscar al Dios de los galardones. Será un grave error buscar la bendición de Dios antes que buscar al Dios que nos bendice.

El mejor tiempo es ahora mismo, el tiempo que tenemos en este momento, es el presente. Mañana será muy tarde para algunos, pues nunca llegará. Podemos buscar humildemente a nuestro Padre bueno, por lo que Él es, por su amor, por haber abierto una oportunidad para llegar hasta su trono sin ser poseedores de ningún mérito.

Este instante es la oportunidad perfecta para buscar a Dios con todo el corazón. Es nuestro momento especial, experimenta su poder trabajando a favor nuestro. Experimenta el gozo producto de habitar en su presencia, experimenta la paz que nadie puede explicar, experimenta la bienvenida que solo Él puede darte, experimenta el abrazo que silencia las palabras de disculpas. Este es el tiempo, es el año de buscarlo, es nuestro tiempo de renunciar al pesado contrabando, a las máscaras religiosas y ser humildes ante Él. Se intencional en tu búsqueda, no te conformes con escuchar decir a otros lo que Dios hizo en ellos, se un testigo de su mover maravilloso en este nuevo tiempo. Que no sea, nada más, otra vuelta alrededor del sol, que sea el año que determinó tu vida y la de tus generaciones en el futuro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La buena semilla en buena tierra.

C omo la mayoría sabe, un agricultor o un campesino es alguien que trabaja la tierra, que selecciona las semillas, encuentra la semilla que esté sana para obtener a cambio plantas sanas que produzcan frutos sanos. La otra parte de este escenario la representa el terreno,   la calidad de la tierra . Después de escuchar estas palabras de Jesús cualquier persona se identifica a sí misma -y casi inmediatamente- con la buena tierra, y normalmente asume que no será tierra estéril o víctima de la rutina diaria y de sus afanes. En esta oportunidad le invito a mirar con otros ojos esta parábola y descubrir a través del fruto si nuestra vida es la mejor tierra en la que Dios puede sembrar sus maravillosas promesas. Busquemos en nuestra Biblia y leamos las buenas noticias según  San Lucas, en el capitulo 8, iniciando a leer desde el verso 4 y en adelante. "Mucha gente había venido de distintos pueblos para ver a Jesús. Él les puso este ejemplo:  " Un agricultor salió a sembrar trig

Abriendo los ojos del entendimiento

Lo inextricable trata de problemas, dudas que son muy enmarañados, intrincados y confusos por ello nos resulta difícil de resolver. Vivir sin comprender, tiene que ver con un entendimiento que posee limites. En el diccionario de la RAE dice que es aquello que no se puede desenredar, muy intrincado y confuso. Viene del latín inextricabilis ; aquello que no se puede desenredar. ¿Por qué hay algunas cosas  que  no logramos  entender claramente? "También le pido a Dios que les haga comprender con claridad el gran valor de la esperanza a la que han sido llamados, y de la salvación que él ha dado a los que son suyos. Pido también que entiendan bien el gran poder con que Dios nos ayuda en todo. El poder de Dios no tiene límites; con ese mismo poder."  Efesios 1:18,19 Bien podemos organizar al ser humano en 3 grupos:  Hombre natural . Su espíritu está muerto y desconectado de Dios.  Hombre espiritual . Está alineado al cielo.  Hombre carnal . Está a m

Zaqueo y su encuentro con Jesús.

Hoy vamos a conocer a un hombre que vivió la experiencia transformadora de llevar la salvación a su casa, el proceso empieza por él mismo. Te has preguntado ¿qué tan fuerte es tu deseo de conocer a Jesús? El evangelio de Lucas nos describe lo que allí pasó ese día en el capitulo 19: 1 Habiendo entrado Jesús en Jericó, y mientras caminaba por sus calles,   2 un jefe de los publicanos llamado Zaqueo, muy rico por cierto,   3 trataba de verle. Pero era un hombre que, a causa de su pequeña estatura, no alcanzaba a mirar por encima de los hombros de los demás,   4 por lo cual decidió correr a un sicómoro ( higos ) que había allí y encaramarse a una rama para poder ver a Jesús.   5 Y cuando Jesús llegó a aquel punto, miró a Zaqueo y lo llamó por su propio nombre:    ¡Zaqueo, baja de prisa! Hoy quiero quedarme en tu casa.   6 Zaqueo bajó en seguida del árbol, y lleno de alegría recibió en su casa a Jesús.   7 Pero esto no agradó a quienes presenciaron la escena, que