Ir al contenido principal

Bernabé, recargar de ánimo al débil.

Esto también lo hizo un hombre de la tribu de Leví, que había nacido en la isla de Chipre. Se llamaba José, pero los apóstoles le decían -Βαρναβᾶς- Bernabé, que significa «El que consuela a otros.» Hechos 4:36

Bernabé se aseguraba de transferir poder y consuelo a los hermanos más débiles de la Iglesia, siempre compartía motivación, los animaba, se aseguraba que nadie saliera de su presencia triste o cabizbajo. Aunque su nombre de nacimiento era José. Los mismos líderes cristianos le cambiaron su nombre a Hijo de consolación. Así vemos una vez más como Dios otorga un nuevo nombre a sus siervos, un nombre en base a una característica positiva o cualidad.
La motivación puede ser entendida también como el motivo o la razón que provoca la realización o la omisión de una acción. Es la fuerza que nos hace actuar y nos permite seguir adelante incluso en las situaciones difíciles. Se trata de un componente interno que orienta, mantiene y determina la conducta de una persona. Se forma con la palabra latina motivus -movimiento- y el sufijo -ción -acción, efecto- la motivación intrínseca la persona comienza o realiza una actividad por incentivos internos, por el propio placer de realizarla. La satisfacción de realizar algo o que conseguirlo no está determinada por factores externos. Está relacionada, por lo tanto, con la autosatisfacción personal y la autoestima
Los creyentes tenían miedo de reunirse con Saulo de Tarsus. Pero había unos pocos hermanos dispuestos a trabajar con hombres tan controversiales y tan poco confiables, después de su conversión Saulo fue discipulado por Bernabé. Hasta le convirtió en su compañero de viajes misioneros aun sabiendo que no era una persona fácil de tratar.
Dios permitió a José llamarse "el que anima y entusiasma". En Hechos 11 Bernabé motivó a esa congregación -Antioquia - a perseverar. Alentar tiene un gran valor pues colaboramos en afirmar a los más nuevos y débiles en su fe en Dios. Hebreos 10:24. Luego de apoyar la obra de Dios en Antioquia donde se les llamó pequeños Cristos o cristianos. 
Juan llamado Marcos, fue restaurado por Bernabé y entrenado, capacitado, preparado para el servicio a la iglesia y a sus hermanos. A pesar de que Pablo no lo aprobó inicialmente, el mismo Pablo luego reconoció su madurez para apoyarle en el servicio. Pedro también apoyaba a Juan Marcos y le motivaba para servir en la obra de Dios.
"Sigamos confiando en que Dios nos salvará. No lo dudemos ni un instante, porque él cumplirá lo que prometió. Tratemos de ayudarnos unos a otrosy de amarnos y hacer lo bueno. No dejemos de reunirnos, como hacen algunos. Al contrario, animémonos cada vez más a seguir confiando en Dios, y más aún cuando ya vemos que se acerca el día en que el Señor juzgará a todo el mundo. Si seguimos pecando después de haber conocido la verdadera enseñanza de Dios, ningún sacrificio podrá hacer que Dios nos perdone. No nos quedaría más remedio que esperar, con un miedo terrible, el juicio final, que es cuando los enemigos de Dios serán destruidos con fuego ardiente." Hebreos 10:23-27
Dar consuelo es la acción de tranquilizar a una persona cuando se encuentra afligida por algún motivo. Se puede dar consuelo a alguien con un problema en su salud o que padece algún dolor, al que afronta una situación familiar difícil, a un amigo que sufre una perdida o a cualquier persona que tiene algún problema físico, emocional. La compasión, está ligada a nuestro nervio vago, que a su vez conectado con nuestros intestinos, pulmones, corazón, y riñones, y todo ésto nos garantiza el impulso necesario para ayudar a nuestros semejantes y ser más solidarios.
Bernabé apoyaba líderes. Les hablaba con claridad; el servicio a Dios y a su congregación tiene victorias pero también se sufre y muchas veces habrá dolor. En todo ésto Dios estará cercano, acompañando con cada uno en su proceso. 
Robert Queen, habla en uno de sus libros de una investigación sobre el ambiente de motivación para los líderes destaca cuatro aspectos: Deben tener una visión clara del propósito de Dios para nuestra vida. Crear una atmósfera de trabajo en equipo; nuestro primer equipo es nuestra familia. Definir funciones definidas y bien comprendidas para ser más creativos. Crear el ambiente que apoye y brinde seguridad. 
Bernabé, era un tipo de líder que invertía todo para motivar, formar y consolar: tiempo, recursos, sus dones. Pablo creció y brilló más que Bernabé pero eso para Bernabé era motivo de honra y señal de un trabajo bien hecho. Estimule y motive siempre el desarrollo de sus colaboradores y de sus discípulos.

Dios me comprometo a llenar mi corazón de pensamientos positivos, de tus promesas, a celebrar cada una de las victorias, a salir de la tienda y contar las estrellas del cielo, vamos a superar todo síntoma de pereza, vamos a rodearnos de personas con metas similares y alta motivación, recordaré todo lo recibido de su mano, buscaré motivación oportuna en mis grupos de apoyo para servir y apoyar a mi comunidad de fe.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guardar puro mi corazón para Dios.

Dicen que los conquistadores europeos al llegar a tierras americanas llegaron atraídos por los tesoros; la fuente de la eterna juventud, el oro, la plata, y luego esos tesoros los mandaban en barcos asegurados con guardias y cañones a las bóvedas de bancos en Europa. Alguna vez estuve dentro de la bóveda de un banco muy grande y realmente es un lugar seguro con muchos controles de seguridad, allí se guardaban billetes, documentos, todo lo que se pueda considerar valioso. ¿Dónde se guardan las cosas frágiles, delicadas, peligrosas y valiosas? ¿Por qué existen bóvedas de seguridad, cajas fuertes y lugares de máxima seguridad, porque las ciudades se guardan con muros? ¿Por qué la mayoría de las computadoras usan antivirus y muros de fuego? Proverbios.4:23, Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida. ¿Para qué vamos a poner tanto empeño en mantener bien seguro de los ladrones y engañadores a mi corazón? Jeremías 17:9Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y…

La buena semilla en buena tierra.

Como la mayoría sabe un agricultor o un campesino es alguien que trabaja la tierra, que selecciona las semillas, encuentra la semilla que esté sana para obtener a cambio plantas sanas que produzcan frutos sanos. La otra parte de este escenario la representa la calidad de la tierra. Después de escuchar estas palabras de Jesús cualquier persona se identifica a sí misma -y casi inmediatamente- con la buena tierra, y normalmente asume que no será tierra estéril o víctima de la rutina diaria y de sus afanes. En esta oportunidad le invito a mirar con otros ojos esta parábola y descubrir a través del fruto si nuestra vida es la mejor tierra en la que Dios puede sembrar sus maravillosas promesas. Busquemos en nuestra Biblia y leamos San Lucas capitulo 8, iniciando a leer desde el verso 4 en adelante.
Lucas 8: 4 Mucha gente había venido de distintos pueblos para ver a Jesús. Él les puso este ejemplo: 5 "Un agricultor salió a sembrar trigo. Mientras sembraba, unas semillas cayeron en el cam…

Florecer en la adversidad

En la carta del gozo que desde Roma escribió Pablo el apóstol -enviado- a los gentiles se esconde un tesoro que describe la magnitud del poder de Dios en la vida de un discípulo. Descubramos en este momento ese tesoro; resiliencia. "Me alegra mucho que, como hermanos en Cristo, al fin hayan vuelto a pensar en mí. Yo estaba seguro de que no me habían olvidado, sólo que no habían tenido oportunidad de ayudarme. No lo digo porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho con lo que tengo. Sé bien lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es tener de todo. He aprendido a vivir en toda clase de circunstancias, ya sea que tenga mucho para comer, o que pase hambre; ya sea que tenga de todo o que no tenga nada. Cristo me da fuerzas para enfrentarme a toda clase de situaciones. Sin embargo, fue muy bueno de parte de ustedes ayudarme en mis dificultades." Filipenses 4:10-14 Algunos metales poseen la característica de doblarse y volver nuevamente a su posición y retomar…