Ir al contenido principal

¿Cómo hacer discípulos?

Hoy aprenderemos 4 maneras prácticas para discipular que el apóstol Pablo utilizaba en I Tesalonicenses. 3:9-11
"Por lo cual, ¿qué acción de gracias podremos dar a Dios por vosotros, por todo el gozo con que nos gozamos a causa de vosotros delante de nuestro Dios, orando de noche y de día con gran insistencia, para que veamos vuestro rostro, y completemos lo que falte a vuestra fe? Mas el mismo Dios y Padre nuestro, y nuestro Señor Jesucristo, dirija nuestro camino a vosotros."
1.       Contactos personales estratégicos. Cara a cara. Cuanto más dependa de mí, nunca haré nada sólo, siempre buscaré llevar a un discípulo más conmigo. (Marcos 3:14), los 12 discípulos de Jesús debían estar con él para ver y escuchar (ser testigos) lo que él hace, y luego podrían ser enviados a hacer lo mismo que aprendieron de primera fuente. En II Timoteo 3:10-11, Pablo llevaba a Timoteo siempre con él a todas partes, Timoteo miró y escuchó a Pablo hacer la voluntad de Dios. El contacto persona a persona, determina el impacto, y el impacto determinará el contacto. Para que el impacto sea realmente duradero deberé pasar tiempo de calidad cara a cara con mi discípulo.
a.      Transferencia de la verdad. (I Tesalonicenses. 2:8) El discipulador debe dar vida -Romanos 10:17- a su discípulo, se debe tener un plan para hacerlo.
b.      Transferencia de vida. Hay que transferir la vida misma. Comer, caminar, hablar, todo con el discípulo, es parte de un plan estructurado. Veamos estas 5 etapas.
                                                              i.      Modelar con el ejemplo. Mientras el discipulador trabaja está modelando a su discípulo.
                                                            ii.      Ser alguien que guía. La enseñanza es compartida, ambos aprenden y se enseñan juntos, se enseña y luego vamos a ver como ésto se aplica a nuestra vida diaria y ministerio.
                                                          iii.      Monitorizar. El discipulador observa a su discípulo mientras éste hace sus primeros pasos.
                                                          iv.      Movilización. El discípulo asume la responsabilidad de enseñar y asume ser discipulador de un nuevo discípulo.
                                                            v.      Multiplicación. Ambos toman a un nuevo discípulo para que se multiplicará (II Timoteo 2:2) Pablo a Timoteo, buscar a alguien que se pueda multiplicar en otros.
2.      Comunión personal estratégica en oración. Veamos la manera de orar de Jesús y de Pablo:
a.      (Efesios 1:15-19) Hay provocar que su vida sea expandida, ensanchada. Jesús ora para que sus discípulos sean perfeccionados y para que reciban  protección. (Lucas. 22:31-32) Jesús ora para que Pedro sea protegido del tiempo difícil que viene adelante.
                                                              i.      Productividad de los discípulos. Juan 17:1-23, Jesús pide por su propio fruto, por sus discípulos y los que seguirán a éstos, por nosotros. Jesús ora al menos 46 veces de esta manera; con el foco en los demás, en su protección y productividad. En el capitulo 15 del evangelio de Juan se habla de dar mucho fruto. Evaluemos ésto en nuestra vida de discipulador:
1.       ¿Hacer discípulos domina mi estilo de vida?
2.      ¿Domina mi vida de oración orar por los demás?
                                                            ii.      (I Tesalonicenses.2:7-11) Pablo habla así “ustedes” muchísimas veces en este pasaje, su foco son ellos y no él mismo.
                                                          iii.      El creyente que tiene el foco en si mismo (sólo ve su imagen en el espejo) vs. El creyente que tiene el foco en “ustedes” y en los otros (observa las imágenes a través de su ventana).
3.      Acompañamiento personal estratégico por substituto. ¿Quién es el substituto de Pablo? Todos sabemos que fue el jóven pastor llamado Timoteo gracias a las cartas personales que Pablo le escribió. (Lucas 6:40) Hay que ser perfeccionado para ser igual al maestro. El discípulo debe desarrollar la capacidad de pensar, hablar y actuar como su maestro aun cuando el maestro NO está presente. Debemos substituir a Jesús en la tierra. Veamos lo que hizo Pablo aquí:
a.      Una relación espiritualmente rica.
b.      Total confianza en la persona de Timoteo.
c.   Seguridad en la forma de pensar y de ser de Timoteo, Timoteo será buen representante de Pablo.
d.      Hay una conexión muy fuerte entre aquel que presenta a Cristo y el discípulo. Timoteo como un discípulo ideal estaba dispuesto, y quería aprender: Fiel, Enseñable y Dispuesto.
e.      ¿Quién continuará lo que Pablo había iniciado cuando ya no esté aquí? El discípulo, y todos los que éste llegue a formar.
Correspondencia personal estratégica. Poner por escrito la estrategia de Jesús, y las enseñanzas de Jesús puede ser usado como herramienta para producir más discípulos; los evangelios, las cartas, hay en total 27 libros en el Nuevo Testamento. 21 de éstos son cartas, y 2 fueron personales (Persona a Persona). Pablo a Timoteo y Lucas a Teofilo, cada uno le escribió a su discípulo de manera personal.  Pablo era altamente productivo aun en la prisión, esto hizo que escribiera muchas cartas para beneficio suyo y mio. Veamos en I Tes. 2:17-18 Satanás, desde adentro de la Iglesia impidió que Pablo hiciera algunos viajes a varias Iglesias como por ejemplo a Tesalónica, por eso les escribió pues no podía viajar y verles personalmente. Gracias a los estorbos que sufrieron sus planes de viajar Pablo escribió a sus discípulos y hoy podemos leer estas cartas paulinas y ser enseñados directamente por Pablo.

Que así se haga así en mi persona, un discípulo que produce otros discípulos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guardar puro mi corazón para Dios.

Dicen que los conquistadores europeos al llegar a tierras americanas llegaron atraídos por los tesoros; la fuente de la eterna juventud, el oro, la plata, y luego esos tesoros los mandaban en barcos asegurados con guardias y cañones a las bóvedas de bancos en Europa. Alguna vez estuve dentro de la bóveda de un banco muy grande y realmente es un lugar seguro con muchos controles de seguridad, allí se guardaban billetes, documentos, todo lo que se pueda considerar valioso. ¿Dónde se guardan las cosas frágiles, delicadas, peligrosas y valiosas? ¿Por qué existen bóvedas de seguridad, cajas fuertes y lugares de máxima seguridad, porque las ciudades se guardan con muros? ¿Por qué la mayoría de las computadoras usan antivirus y muros de fuego? Proverbios.4:23, Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida. ¿Para qué vamos a poner tanto empeño en mantener bien seguro de los ladrones y engañadores a mi corazón? Jeremías 17:9Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y…

La buena semilla en buena tierra.

Como la mayoría sabe un agricultor o un campesino es alguien que trabaja la tierra, que selecciona las semillas, encuentra la semilla que esté sana para obtener a cambio plantas sanas que produzcan frutos sanos. La otra parte de este escenario la representa la calidad de la tierra. Después de escuchar estas palabras de Jesús cualquier persona se identifica a sí misma -y casi inmediatamente- con la buena tierra, y normalmente asume que no será tierra estéril o víctima de la rutina diaria y de sus afanes. En esta oportunidad le invito a mirar con otros ojos esta parábola y descubrir a través del fruto si nuestra vida es la mejor tierra en la que Dios puede sembrar sus maravillosas promesas. Busquemos en nuestra Biblia y leamos San Lucas capitulo 8, iniciando a leer desde el verso 4 en adelante.
Lucas 8: 4 Mucha gente había venido de distintos pueblos para ver a Jesús. Él les puso este ejemplo: 5 "Un agricultor salió a sembrar trigo. Mientras sembraba, unas semillas cayeron en el cam…

Florecer en la adversidad

En la carta del gozo que desde Roma escribió Pablo el apóstol -enviado- a los gentiles se esconde un tesoro que describe la magnitud del poder de Dios en la vida de un discípulo. Descubramos en este momento ese tesoro; resiliencia. "Me alegra mucho que, como hermanos en Cristo, al fin hayan vuelto a pensar en mí. Yo estaba seguro de que no me habían olvidado, sólo que no habían tenido oportunidad de ayudarme. No lo digo porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho con lo que tengo. Sé bien lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es tener de todo. He aprendido a vivir en toda clase de circunstancias, ya sea que tenga mucho para comer, o que pase hambre; ya sea que tenga de todo o que no tenga nada. Cristo me da fuerzas para enfrentarme a toda clase de situaciones. Sin embargo, fue muy bueno de parte de ustedes ayudarme en mis dificultades." Filipenses 4:10-14 Algunos metales poseen la característica de doblarse y volver nuevamente a su posición y retomar…