sábado, 14 de enero de 2012

A solas con Dios, tiempo para vencer.

¿Ha sentido frustración recientemente y ha visto pocas victorias en su vida ultimamente? Entonces dedique tan sólo 5 minutos a leer ésto.

Estar a solas con Dios hará la diferencia entre un discípulo y un creyente conforme, la cantidad y la calidad -el tiempo y la calidad de éste ante Dios-son básicos para que haya o no haya fruto bueno y abundante, muchos creyentes después de meses y años dentro de la iglesia se preguntan todavía si han tenido realmente un llamado de parte de Dios para cambiar a su generación o no. Sucede con más frecuencia de la deseada, los creyentes no tienen tiempo de calidad, ni la cantidad de tiempo suficiente delante de Dios que su corazón necesita para que el carácter de Dios y su corazón se sincronicen. El estudio de la Palabra de Dios y la práctica de la oración son vitales para nuestro crecimiento espiritual y la multiplicación.
Juan Wesley, un discípulo que sacudió a su generación para Dios y organizó la iglesia metodista, es digno ejemplo del poder de vivir a solas con Dios a diario.  Él pensaba que debía ocuparse de la oración, más de que cualquier otra cosa. El tiempo que pasamos a solas con Dios es el secreto de los que saben que son llamados por Dios, es la fuerza que les hace conquistar terreno en la tierra prometida. Los creyentes que oran a diario experimentan vidas de poder, vidas vencedoras, vidas con propósito y sentido. El discípulo es más grande cuando está de rodillas ante su trono.
Dos preguntas claves que nos debemos responder con absoluta honestidad son: ¿El año anterior leí la Biblia completa al menos una vez? y ¿Dediqué al menos 90 minutos diarios cada día a adorar, orar, leer y meditar sobre la porción leída? Vivir así es como el soldado que queda en el frente de batalla sin comunicación con el General de su ejercito, no avanza solo lucha por sobrevivir cada minuto.
Ni me diga la respuesta, creo que ya la sé, pues resulta que la indisciplina suele ganar en esta tarea. Se trata de un triunfo de la voluntad bien disciplinada sobre el confort y unos minutos más dentro de la cama. Iniciemos un programa de 7 pasos que sea efectivo ante la inconstancia y el exceso de confort:
  1. Ud. defina el horario, los que ya vencieron a su confort reconocen que será mejor temprano antes del amanecer, en total silencio y sin distractores. El Rey David declaró en el Salmo 5:3 "De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré."
  2. Jesús apartaba este horario para buscar a su Padre cada mañana, Marcos 1:35 "Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba."
  3. Seleccione un lugar tranquilo de su casa, la sala, la mesa, una silla, una esquina y dediquelo para esa tarea cada madrugada a solas con su Dios. Hay radio emisoras cristianas que inician su devocional a las 4:00 a.m. ésto puede ayudarle; seguir la transmisión, o bien seguir un libro devocional ya programado, lo que a Ud. le resulte mejor.
  4. Lleve al menos dos listas; una para su oración con aquellas cosas que le quitan la paz, le producen ansiedad, que son sus luchas y batallas absolutamente personales y sobre los planes a futuro, y una segunda con las cosas que Ud. conoce que sufren o que adolecen en su familia y sus discípulos, esta segunda lista es para su tiempo de interceder por otros.
  5. Una forma de estimular la adoración y la alabanza será leer algún Salmo -de los 150 que existen- que invite a agradecer, a reconocer las maravillas y la misericordia recibida de Dios. Recuerde los beneficios recibidos a través de la oración y agradezca a su Dios por la respuesta recibida y sobre manera por aquellos beneficios recibidos sin haber siquiera orado por ellos.
  6. Lea y medite en la porción bíblica de hoy. Le ayudará mantener un calendario programado de lecturas bíblicas. Ésto garantiza que sí lo cumple al menos habrá leído la Biblia una vez en este año. La lectura deberá de ser de alrededor de 25 minutos y un tiempo especial para meditar en ésta.
  7. Si Ud. lo desea tenga música de adoración para construir un ambiente idóneo para buscar el rostro de Dios solo para Ud. algo que no moleste a nadie más.
Dios que mi éxito como discípulo dependa de tu gran poder y de la revelación fresca recibida de tu mano cada mañana, y del bálsamo recibido para sanar las heridas del camino. Habla a mi corazón y saca todo temor para ver los cambios que producen el fruto que a ti te agrada. Que me sobren razones para adorarte en cada momento. Que así se haga en mi vida.

Descargar La Biblia en pdf para mi computadora o teléfono.

Descargar plan de lectura bíblica en un año.

0 comentarios:

Publicar un comentario