Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 3, 2012

Conociendo a una familia de oración

Hechos 9: 8-12Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco, donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió. Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor. Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora, y ha visto en visión a un varón llamado Ananías, que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista.
La comunidad de fe que se congregaba en Damasco en los días de Pablo, el apóstol, era muy mal vista por algunos lideres religiosos en Jerusalén. Entre los fieles de ese lugar llama mi atención la familia de Judas. Ellos vivían en una casa de la calle Recta o Derecha, e invertían una buena parte de su tiempo a orar, además era una familia hospitalaria, hacía poco habían recibido en casa a un judío ciego …