martes, 8 de noviembre de 2011

Guardar puro mi corazón para Dios.

Dicen que los conquistadores europeos al llegar a tierras americanas llegaron atraídos por los tesoros; la fuente de la eterna juventud, el oro, la plata, y luego esos tesoros los mandaban en barcos asegurados con guardias y cañones a las bóvedas de bancos en Europa.
Alguna vez estuve dentro de la bóveda de un banco muy grande y realmente es un lugar seguro con muchos controles de seguridad, allí se guardaban billetes, documentos, todo lo que se pueda considerar valioso. ¿Dónde se guardan las cosas frágiles, delicadas, peligrosas y valiosas? ¿Por qué existen bóvedas de seguridad, cajas fuertes y lugares de máxima seguridad, porque las ciudades se guardan con muros? ¿Por qué la mayoría de las computadoras usan antivirus y muros de fuego?
Bóveda de seguridad para guardar cosas de mucho valor e importancia.
Proverbios.4:23, Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.
¿Para qué vamos a poner tanto empeño en mantener bien seguro de los ladrones y engañadores a mi corazón?
Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?
Mateo 24:4, Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.
¿De dónde surge la maldad, los homicidios?
Mateo 15:19 Porque del corazón salen los malos pensamientos: muertes, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios, maledicencias (desear el  mal y declarar el mal).
Envenenar o enfermar el corazón; ya sea el propio o el de otro, con odio, violencia y rencor “no es valiente”, es cobarde y es torpe. Se lo explico, lo más común y corriente en medio de la sociedad es la falta de perdón, cualquiera lo hace, para casi todos y aun muchos de los que estamos aquí nos ha resultado duro a veces perdonar. Hoy en día no es muy elegante perdonar ni pedir perdón, lo miramos como algo imposible, y sólo aplica cuando yo he sido la víctima o como una actitud de débiles. Nunca nos sentimos, ni sentiremos de ánimo para dar perdón, pues no es un sentimiento es algo que yo decido hacer, y no es fácil ofrecerlo. Esto demuestra que hay que ser realmente valiente para vencer a la falta de perdón. Así como David, el joven pastor de ovejas en Israel, enfrentó al gigante, y luego le derribó y finalmente le cortó la cabeza en público, así debemos vencer a este gigante llamado falta de perdón que se apodera del corazón y lo enferma.
Los engaños nacen al mezclar la maldad del corazón y la lengua:
Sal 39:3 Se enardeció mi corazón dentro de mí; en mi meditación se encendió fuego; [y] hablé con mi lengua:
Sal 34:13 Guarda tu lengua de mal, y tus labios de hablar engaño.
Nuestro corazón necesita un muro protector, con guardias y alarmas. Nehemías cuando vio como la ciudad de Dios  era ultrajada de día y de noche por largos periodos de tiempo y su miseria lucía grosera a larga distancia por enemigos y ladrones lloró y se puso a orar, buscó recursos, hizo un plan de trabajo y se puso a edificar otra vez donde antes hubo muros. 
Nehemías 2:17, Y les dije: Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalén está desierta, y sus puertas consumidas del fuego; venid, y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no seamos más en oprobio.
Ante tal potencial que poseen los medios y la internet de “construir y de destruir” es claro que como hombres y mujeres responsables, como padres de menores de edad mostremos temor y dudas, de hecho sus efectos negativos que pueden ejercer los medios, y no solo en el caso de los menores de edad son peligrosos hay muchos contenidos audiovisuales que no deberían ser vistos tampoco por ningún adulto. Aunque Ud. Crea que tiene la edad para hacerlo.

¿Existe riesgo de ser engañados, es posible que yo hijo de Dios sea engañado? Tal vez en el fondo de nuestro necio corazón alguien dijo: ¡Eso solo le pasa a los otros yo estoy bien, aquí no hay riesgos...!
II Corintios 11:3 Pero tengo miedo de que les pase lo mismo que a Eva, que fue engañada por la astuta serpiente. También ustedes pueden ser engañados y dejar de pensar con sinceridad y pureza acerca de Cristo. (Versión leguaje actual.)
Pero a veces - muchas más de las que deseariamos- somos cautivados por nuestros instintos más básicos, y nuestro “morbo” nos hace caer en la trampa de justificar la entrada de contenidos e información basura a la mente inmadura de los más chicos dizque para irlos apercibiendo y preparando. Muchas veces por ese televisor u otros medios dejamos entrar cerdos sucios en nuestra mente, que convierten a nuestro corazón en lugar muy contaminado.
Cierre las puertas a los violentos, a los que desde siempre han estado atacando al Reino de Dios con odio y resentimiento, con rencor infectando todo lo que tocan. Existe un botón para apagar y encender. Es una buena noticia, saber que ese aparato se puede apagar a voluntad. Si se tiene que cambiar de canal cuando aparece algún mensaje violento o lleno de odio con el que la Palabra de Dios no esté de acuerdo, hágalo con determinación no le deje entrar, si no hay nada más edificante que ver a esa hora ¡Apague su televisor y saque su Biblia y póngase a estudiar La Palabra! En el libro de Josué, Dios manda a los adultos enseñar la palabra a los niños y jóvenes de día y de noche, y demanda que lo hagamos con todo el corazón. Si nos mantenemos obedeciendo a Dios (estaremos ocupados) y no seremos engañados.
El ocio y la mente vacía son el taller del diablo, dicen los mayores. La manera de restablecer salud a las relaciones entre países, entre naciones, entre regiones, entre amigos, entre esposos, hijos, hermanos es a través del agente que abre la puerta al futuro y cierra la puerta al error del pasado. Le invito a romper con esa mala costumbre de guardar rencor, libérese a través del perdón, tomemos está decisión hoy: Aceptar perdón, dar el perdón, y perdonarme a mí mismo. Sólo debes decidirlo ya, la falta de perdón te encarcela para siempre, ¿si eres valiente? libérate y abre tu vida al perdón!
Proverbios 23:26, Dame, hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos.

Dios está hablando -ahora mismo- a tu corazón y lo está demandando TODO. No asumas más riesgos innecesarios para tu vida o la de los suyos, hoy es el día preciso para tomar una decisión eterna, hoy puedes salvar su alma de la ira venidera, hoy es su tiempo de salvación. Si por alguna razón tu corazón se ha llenado de rencor, de violencia, de odio, hay un bálsamo que se llama perdón. Éste es el agente para restaurar lo que el odio dañó. Es la herramienta que nos saca de las prisiones eternas de la falta de perdón, ese gigante llamado falta de perdón hoy puede ser derrotado y la decisión está en su mano ahora mismo, solo debe lanzar la piedra y cortar la cabeza de ese altivo hombre violento, liberé su corazón y pida perdón a Dios por dejar que su corazón fuera contaminado. Si nunca has dicho Señor Jesús ven y entra en mi vida y hoy lo deseas hacer, da un paso de fe, y confiese su maldad y sus errores, pide a Dios que te perdone y limpie. El Padre te adoptará como hijo(a) te dará registro oficial de su nombre en el Libro de la Vida, y él te promete restaurar tu vida completamente.
Que se haga así en mi vida, en el nombre de Jesús.

0 comentarios:

Publicar un comentario